McLaren: De equipo de F1 a fábrica de Chocolatinas | Despido de Eric Boullier


Cuatro años vendiendo chocolatinas, es decir, promesas falsas que se derriten al mas mínimo contacto con el caliente asfalto de los circuitos. Fabricadas en Woking, las chocolatinas viajan por el mundo y nos permiten gozar de las grandes luchas del MCL33 con el Sauber de Leclerc o pero aún, con los Williams de Lance Stroll y Sergey Sirotkin, para eso sirven las chocolatinas, tal ha sido su éxito que uno de los responsables de su creación, Eric Boullier, ha dejado el equipo, su trabajo ya ha sido completado, éxito total en McLaren.

Por si no se ha dado cuenta, lo expuesto en la entradilla era sarcasmo (meno lo de las chocolatinas), en fin, desde hace 3 o 4 años el equipo McLaren ha comenzado a caer en una espiral de decadencia nunca antes vista en la historia del conjunto británico, se puede decir que ya llevan un tiempo perdidos en la bruma, pero hace poco salió la una declaración algo curiosa, un trabajador de McLaren dijo que en Woking pagaban las horas extras de trabajo con “chocolatinas”; esto sonaba a un chiste mal gusto, pero el trasfondo era muy amplio.

Evidentemente había/hay un gran descontento en el seno del equipo ya que el titánico trabajo que posiblemente realizan en la fábrica no se corresponde con los resultados en la pista. Para más controversia, poco después de haber desmentido eso de las chocolatinas, el director de carrera de la formación británica, Eric Boullier, renuncia; ¿Casualidad?

La renuncia/despido de Boullier no era de extrañar, francamente yo pensaba que se haría efectivo o público a final de temporada, pero en Woking están algo apurados y lo han hecho con efectos inmediatos justo para su GP de casa, en Silverstone; no es muy habitual ver un despido de un alto directivo de un equipo en plena temporada, la última vez que se vio algo así fue en 2014 cuando Ferrari llevó a cabo una cacería de brujas titánica en la que cayó el presidente, jefe de equipo, el diseñador del motor, el diseñador del chasis y hasta Fernando Alonso (aunque este último dice que se fue porque quiso, no porque lo obligaron).

Con este precedente y sumado al estado caótico de McLaren en la actualidad, que ha dado paso a rumores sobre su desaparición, tampoco me extrañaría que Zak Brown, director ejecutivo del conjunto inglés esté en la cuerda floja. De momento, el americano es quien encabeza la reestructuración del equipo, ya sabes, o estas con la inquisición o te lanzan a la hoguera.

Andrea Stella y Gil de Ferrán son los elegidos para suplantar a Boullier, para los que tengan una idea de quienes son estas personas esta de más decir que el primero administrará la parte técnica y el segundo la parte deportiva, y al ser dos personas supongo que esta asignación es temporada, al menos mientras McLaren arma un nuevo organigrama que, según Brown, les permita recuperar los aires de grandeza de aquel antiguo conjunto que dirigió Ron Dennis.

La decisión de poner como codirector de carrera a Gil de Ferrán fue sugerida por Fernando Alonso, quien fue consultado por el mismo Brown y el asturiano sugirió al que fue director de McLaren en 2017 durante las 500 millas de Indianápolis, y que casualmente es su amigo. No estoy en desacuerdo con que los pilotos influyan de tal forma en las decisiones más importantes del equipo, se ha visto incluso en Ferrari durante la era Schumacher, pero McLaren está como aquel drogadicto sin rumbo que hace cualquier cosa que le digan con tal de tener acceso a un poco más de droga (o chocolatinas).

Analizando un poco más el panorama, McLaren está confiando más de lo habitual en Alonso porque están desesperados por retenerlo; le permiten competir en otras categorías, la empresa del español, Kimoa, es uno de los patrocinantes del equipo y hasta Stoffel Vandoorne, compañero de equipo de Alonso, ha llegado a decir que algunas veces diseñan las estrategias para beneficiar al #14; Así que la entrega de McLaren a los brazos del español es casi total, algo que da un poco de miedo, sobre todo si el asturiano, por cosas del destino, pasa a convertirse en uno de los socios de McLaren Group y el conjunto inglés para a ser otro Stewart o Prost GP.

De cualquier forma, la asignación de los nuevos directivos de McLaren parece ser provisional y un intento más por fichar a Alonso, pero sabiendo como van las cosas y tomando en cuenta el hecho de que McLaren no cuenta con un fabricante de motores exclusivo, es poco probable que los de Woking vuelva a luchar por otro mundial, así esté o no Alonso, Boullier, Brown o cualquier otro.

McLaren está en una crisis casi mortal y lo único que han hecho para tratar de sacar las patas del barro es vendernos chocolatinas, al menos Brown ha admitido públicamente que los de Woking no tienen el mejor chasis, creo que esta GRAN REVELACIÓN llegó algo tarde, eso se supo al comenzar el 2018 y se sospechaba desde el 2015.

De cualquier forma, el despido de Boullier fue algo que pensé que llegaría con la expulsión de Dennis ya que ambos habían estado profundamente involucrados con el proyecto McLaren-Honda y el segundo no quería separarse de los nipones.

Por su parte, el ya ex director de McLaren, dedicó unas palabras finales para el que fue su equipo de ensueño: "Estoy muy orgulloso de haber trabajado para un equipo tan brillante durante los últimos cuatro años, pero reconozco que ahora es el momento adecuado para dar un paso atrás. Quiero desear a todo el mundo en McLaren lo mejor para el resto de la temporada y para el futuro", ha indicado Boullier.

Sobre Stella y su nuevo papel dentro de Woking, Brown ha destacado que no es que ahora se vaya a desvincular del contacto directo de Alonso, sino que ya había funcionado así recientemente. Además, ha anunciado que le veremos ya en Silverstone este fin de semana.

"Andrea está muy contento, no ha sido el ingeniero de Fernando recientemente, lo era en Ferrari, ha estado en el muro y ayudaba mucho, el ingeniero de Fernando seguirá siendo el mismo y también el de Stoffel", ha citado Brown en declaraciones a la televisión británica Sky Sports F1.

"Andrea Stella será el líder en pista para maximizar el rendimiento en los fines de semana. Consultará y colaborara con los ingenieros, Gil de Ferrán, Paul James, o quien considere que necesita ayudar para conseguir la información que necesita para hacer la llamada final. Andrea está aquí para maximizar el fin de semana", ha añadido.

De esta manera, los de Woking inician una reforma que esperan que sea positiva para la organización. "Estos cambios son el comienzo de un programa de modificaciones positivas en el liderazgo técnico de la organización de competición de McLaren", se puede leer en el escrito de los de Woking.
"El equipo invertirá para mantener y atraer al mejor talento, tanto de manera interna como externa, para devolver a McLaren Racing a la parte delantera de la parrilla", añaden.

Por último, Zak Brown matizó que el rendimiento que el rendimiento fatal del MCL33 no es culpa de Boullier. "El rendimiento del MCL33 en 2018 no ha cumplido con las expectativas de nadie en McLaren, sobre todo de nuestros aficionados tan fieles. No es culpa de los cientos de hombres y mujeres trabajadores y comprometidos de McLaren", ha señalado Brown.

"Las causas son sistemáticas y estructurales, requieren un cambio mayor desde dentro. Con el anuncio de hoy, empezamos a afrontar esos problemas para dar el primer paso en nuestro camino hacia la recuperación. Me gustaría aprovechar esta oportunidad en representación de todo el equipo para agradecer a Eric su servicio y contribución a McLaren y desearle lo mejor en sus futuros esfuerzos", ha indicado el americano para finalizar.

Humildad es lo que le ha faltado a McLaren, la carencia de esta es lo que ha provocado que en vez de vendernos promesas realistas solo nos vendan chocolatinas, y para terminar decapitándose unos a otros. ¡Que futuro tan gris el del equipo naranja! Pero si desaparecen de la F1 aún pueden subsistir, pueden seguir siendo una fábrica de chocolatinas.