Los fabricantes dicen NO al cambio de reglas del 2021 | Nuevo conflicto político en la F1


Como suele ocurrir, los equipos se tiran por los pelos con la FIA y la FOM, a Bernie Ecclestone le tocó mediar o participar en esta lucha en muchas ocasiones, y ahora le ha tocado a Liberty Media. Tras haber recibido con los brazos abiertos a la "posibilidad" de cambiar radcialmente el reglamento de los motores (y mas tímidamente el aerodinámico) para el 2021, ahora los fabricantes reculan y dicen no al cambio, todo esto en vispera del anuncio del reglamento para el 2021 por parte de la FIA.

En principio se planteó la introducción de un sistema biturbo y la supresión del MGU-H, auspiciando así el retorno del KERS (el mismo MGU-K), este último debería ser más potente, incluso, se habló sobre aumentar las RPM para ayudar al aumento del ruido, y por supuesto, la economía y la simplicidad era otro de los grandes objetivos. Pero ¿Para qué hacer el cambio si ningún otro fabricante está aparentemente interesado en entrar en el Gran Circo?

Las reglas se plantearon para complacer a los hipotéticos nuevos fabricantes, quienes quería reglas que simplifiquen el entendimiento y la fabricación de los motores, y que la tecnología aplicada en la F1 les sirva para aplicarlo a sus respectivos coches de calle; Porsche (que ya ha trabajado con tecnología híbrida en alta competición), BMW, Audi, Aston Martin, Cosworth e Ilmo; son los posibles interesados en ingresar a la F1, pero todo dependiendo del cambio de reglamento. La cuestión radica en que hasta ahora ninguno de estos fabricantes ha lanzado una propuesta formal para hacer la solicitud de ingreso, por lo que los participantes de la F1 actual dudan que alguno de los fabricantes mencionados estén realmente interesados en entrar.

Asimismo, se cree que algunas empresas como Porsche, solo se están aprovechando de la publicidad generada en el último año por su "cercanía" a la F1, esto ha invitado a todos los fabricantes a pedirle a la FIA que cierre sus puertas y que mantenga el reglamento actual.

De momento, la FIA no se ha pronunciado, no se sabe si no dará marcha atrás, pero de no hacerlo podría verse como una especie de declaración de guerra hacia los fabricantes, lo que sería fatal para el equilibrio político de la F1.

Pero la pugna FIA-Equipos no termina ahí, el órgano rector propone aumentar el número de coches por equipo a un máximo de 3, así como permitir que cualquier escudería puede elegir si prefieren continuar compitiendo con 2 coches o 1; esto replantearía la continuidad del mundial de constructores, ya que no es posible que un equipo con 3 coches compita en igualdad de condiciones con otro que solo posee 1 o 2 monoplazas.

Pat Symonds cree que sería positivo hablar de la posibilidad de dejar competir a equipos con sólo un coche o con tres. "No es uno de los temas de nuestra agenda, pero es algo interesante y probablemente en nuestra próxima reunión, es algo que vamos a debatir", ha señalado el británico en una conferencia de la Motorsport Industry Association, en declaraciones que publica el portal web Race Fans.

Symonds asegura que su deseo, en conjunto con Liberty Media, es que haya más de 20 pilotos en la parrilla. "Lo que se ha considerado es el que es el número de coches ideal y si deberíamos tener a más equipos en la F1, pero los equipos se han opuesto a unos cambios que podrían afectar a su influencia dentro del deporte", ha comentado.

Habrá que ver lo que piensan los equipos de esta propuesta, una a la que la exjefa de Sauber, Monisha Kaltenborn, se opuso la última vez que se habló de este tema, pues opinaba que la idea aumentaría aún más las desigualdades existentes ya en parrilla.

Todo esto viene condimentado con la propuesta de repartir puntos a todas las posiciones o al menos hasta la P15, algo a lo que algunos pilotos como Fernando Alonso ya se han alzado en contra, y no es para menos, da la impresión de que quieren converitr a la F1 en la próximoa IndyCar, esperemos para ver qué decidiran la FIA y los equipos en los próximos meses.