¿Honda cada vez más cerca de Renault? | Honda es el mayor ganador del 2018


En el pasado GP de Gran Bretaña los equipos motorizados por Renault sufrieron por la carencia de potencia que el propulsor galo tiene en relación con sus rivales más fuertes, bien sea por las características del circuito de Silverstone o porque no han mejorado tanto como los otros fabricantes, la unidad de potencia francesa parece estar quedándose rezagada, incluso, frente a Honda.

Tras la carrera en Gran Bretaña, Max Verstappen, piloto de Red Bull y uno de los usuarios del motor Renault, expresó su impotencia al no poder defenderse en las rectas frente al potente Ferrari de Kimi Raikkonen, los directivos del equipo de la bebida energética se hicieron ecos de estas declaraciones apuntando que año tras año es más de lo mismo por parte de Renault, solo promesas y a mitad de temporada se desploman en rendimiento, tales afirmaciones recuerdan un poco a la temporada 2014, en la que Red Bull comenzó una cacería de brujas para explicar su mal rendimiento y Renault fue el objetivo de sus sátiras.

Sin embargo, a casi la mitad de la temporada 2018, es muy poco lo que le importe a Red Bull la mejora de rendimiento de su motor actual, ya que el año que viene competirán motorizados por Honda, un fabricante que tras 3 años horribles con McLaren, ha demostrado que pueden mejorar para estar a la altura de sus rivales, actualmente, aunque aún están por detrás de Renault, la distancia no es muy grande y quien sabe, tal vez en 2019 superen a los franceses, lo que dejaría a McLaren siendo un cliente del peor motor de la parrilla, un desastre para los de Woking, pero estos son solo especulaciones de alguien con una imaginación inquieta.

Honda ha invertido 4 años para solventar la mayor parte de sus problemas de fiabilidad y para ir mejorando el rendimiento paso a paso, pero específicamente en 2018 podemos verlos como uno de los grandes beneficiarios de la ruptura entre ellos y McLaren a finales del 2017. En un artículo el año pasado dije que, pese a ver con cierto entusiasmo la separación entre McLaren y Honda, creía que era un error, ya que tras 3 años nada podía ir a peor para los japoneses, lo que tocaba era mejorar y el fichaje de Honda por parte de Toro Rosso / Red Bull, era sospechoso, los de Milton Keynes veían algo que los de Woking, ciegos por los malos resultados, no veían. Tal vez una de las cosas que los del conjunto naranja no notaban que los de la bebida energética si, era que el chasis de McLaren era y es un completo desastre, lo que le quita una parte de la responsabilidad por los malos resultados a Honda.

El invierno 2018/19 será crucial para Honda y Renault, los japoneses tienen la gran oportunidad de comenzar el 2019 siendo la 3ª potencia de la parrilla respecto a los motores, y de competir por posiciones altas contando con uno de los mejores (o el mejor) chasis, el de Red Bull, por otro lado, en McLaren ya no cuentan con un chasis decente y si esto se cumple, puede que cuenten con el peor motor de la parrilla, lo que solo deja espacio para que los de Woking se hundan aún más en su propia miseria.

Sin lugar a dudas la separación de Honda y McLaren ha dejado en evidencia que el chasis inglés está construido a base de mitos (o chocolatinas) que no se corresponden con el rendimiento en la pista, mientras que, el motor Honda, duramente criticado en el pasado, y que comenzó con una reputación extremadamente negativa en 2018, ha sabido ir de menos a más hasta el punto de posicionarse a distancia de DRS del motor Renault; aunque si en el destino está escrito que lucharán por un mundial, posiblemente lo hagan entre 2020 y 2021, siendo el 2019 un año transitorio en el que peleen por posibles victorias en ciertas carreras al tiempo que logran la simbiosis adecuada entre el chasis Red Bull y su motor.

Ya llevo casi un año diciendo que el futuro no pinta nada bien para McLaren y tal vez para el equipo Renault tampoco, mientras que Ferrari y Mercedes siguen en su mundo, muy arriba, cerca del cielo, Renault parece quedarse sin alas y Honda parece tomar un nuevo impulso.

En fin, ¡Cuanta falta le hace a McLaren los 100 millones que ponía honda en su cuenta bancaria! Entre otras cosas…