Mercedes vuelve a dominar los sábados, Leclerc es 8º y los ingleses se hunden


Lewis Hamilton lo volvió a hacer, el inglés ha puesto a su flecha plateada en lo más alto; es la pole position 74 para él, superando por algo más de una décima a su compañero de equipo, Valtteri Bottas y por casi 4 décimas a su máximo rival en el mundial, Sebastian Vettel, ¿tendrán algo que ver los polémicos neumáticos Pirelli?

La calificación para el Gran Premio de Francia terminó con una escaramuza entre los dos Mercedes, Lewis Hamilton y Valtteri Bottas, el finlandés superó al inglés brevemente, pero el campeón defensor logró el mejor tiempo en el último momento. Esta jornada clasificatoria se disputó con la pista ligeramente húmeda, por otra parte, en las pruebas libres 3 la pista estaba lo suficientemente mojada como para que algunos pilotos no llegasen a marcar tiempos. De este modo, la lluvia nos ha dado una pequeña muestra de lo que podemos esperar en Paul Ricard cuando se hace presente el líquido elemento, y dado que hay elevadas posibilidades de lluvia para la carrera, la emoción el domingo podría estar garantizada.

EL MILAGRO DE LECLERC
Estas condiciones adversas provocaron que muchos pilotos brillaran, como es el caso de Charles Leclerc, quien se ha colado en la Q3 culminando con un sorprendente 8º lugar tomando en cuenta el coche que conduce. Fue la mejor actuación de clasificación de Sauber desde que Hulkenberg se clasificó en el cuarto lugar en el Gran Premio de Estados Unidos en 2013. Su compañero de equipo, Marcus Ericsson, que no había marcado en dos años hasta que terminó noveno en Bahrein en abril, ha sido eclipsado por el hombre en la otra mitad del garaje y calificó 15º.

El monegasco explica con emoción lo sucedido en la clasificación. "No tengo palabras para describir cómo me siento en este momento. Estoy sonriendo desde que pasé a la Q3 y sí, es genial. Todos debemos estar orgullosos, tanto el equipo como yo, por lo que hemos logrado hoy. Es simplemente increíble. Probablemente sea el mejor progreso que he hecho en mi carrera de un día para otro. Ayer, fue un desastre, el coche no se sentía bien, no podía conducir bien. Hoy cambiamos completamente el coche y me sentí mucho mejor. Va a ser una carrera muy difícil para nosotros porque según las reglas debemos comenzar con los neumáticos de la Q2, que son los más blandos y eso no es bueno para nosotros. Entonces será difícil, pero trataremos de maximizarlo y obtener algunos puntos", declaró.

MERCEDES POR DELANTE DE FERRARI Y RAIKKONEN EN LA CUERDA FLOJA
Mercedes lanzó sus unidades de potencia nuevas antes del fin de semana en el Circuito Paul Ricard y el lanzamiento final de Hamilton de 1: 30.029 cerró el negocio, fue un décimo más rápido que Bottas y la posición de carrera número 75 del británico y el bloqueo de la 52ª fila delantera para las flechas de plata. Hamilton dijo tras la clasificación: "No fue tan malo. La calificación es siempre difícil. Q3 no fue espectacular. Q1 y Q2 fueron buenos, pero Q3 fue regular. Es un lugar tan hermoso. Estoy muy emocionado de venir aquí, y estar en el frente es genial para todos los muchachos", especificó.

"La pista también está creciendo en mí; cuanto más la pilotas, más la disfrutas. Este es uno de los lugares más bellos del mundo y tenemos muchos admiradores que han venido hasta aquí, así que espero que el clima sea bueno mañana. Ferrari comenzará la carrera con los neumáticos ultrablandos y nosotros estamos en los superblandos, así que debería ser interesante. Definitivamente, nos hemos unido y hemos hecho un mejor trabajo hasta ahora en este fin de semana, pero va a estar reñido mañana. Así que voy a mantener la cabeza baja y trataré de materializar todo el trabajo duro que entra en la carrera", apuntó.

El segundo clasificado, Bottas agregó: "No fue una mala vuelta". No es perfecto tampoco. He estado luchando para obtener vueltas perfectas esta semana. Me estaba poniendo al día, pero uno-dos es genial. El motor se siente bien. Se siente fresco y poderoso. "Veremos diferentes estrategias mañana, Ferrari comenzará con un neumático más suave y será interesante ver qué efecto tiene. Tenemos un buen coche y deberíamos tener todas las herramientas para luchar por un doblete mañana. Haré todo lo posible para luchar por la victoria", señaló.

Casi cuatro décimas por debajo del mejor tiempo, en tercer lugar, era Sebastian Vettel en el Ferrari, los Rojos que tenían ventaja en Canadá no tenían la potencia de fuego para igualar a Mercedes cuando importaba ese día. Vettel resumió su tarde, "Es difícil conseguir el equilibrio correcto. Traté de empujar todo en el último intento, pero mirando hacia atrás, presioné demasiado. Intentas salir un poco del automóvil y luego se desliza, pierdes la línea y terminas perdiendo tiempo en lugar de ganar", explicó. "Después del primer intento, vi que quizás estábamos allí, así que sabía que con una vuelta realmente increíble podría tener una oportunidad pero no llegó. Al final, con P3, estoy contento porque el auto debería ser bueno en la carrera", relató el alemán.

Pero el equipo Ferrari está evidentemente desbalanceado, ya que este fin de semana ha sido marcado con otra actuación desastrosa en la clasificación por parte de Kimi Raikkonen, el Ferrari número 7, el veterano finlandés cometió errores en sus últimas carreras en el Q3 y terminó un segundo debajo del mejor tiempo. Él comenzará sexto en la carrera de mañana. Raikkonen, el campeón del mundo de 2007 que ahora tiene 38 años, está fuera de contrato al final de la temporada y si quiere renovar su contrato actual, le debe preocupar el ritmo demoledor de Leclerc, quien es miembro de la academia de pilotos de Ferrari y que ya suene como el futuro compañero de Vettel en la escudería de Maranello. Raikkonen ha sido propenso a errores en la calificación este año y en la Q3 nuevamente cometió errores durante sus dos vueltas aéreas.

RED BULL Y EL RESTO DE LOS MORTALES CON ESPERANZAS PARA EL DOMINGO
El equipo Red Bull ocupó la 4ª y 5ª posición con Max Verstappen y Daniel Ricciardo respectivamente, en un circuito con tantas rectas como Paul Ricard, el chasis de los hombres de la bebida energética no tiene mucha ventaja, ellos saben que Mercedes y Ferrari tienen ventaja este fin de semana, pero algunos integrantes del conjunto del Toro Rojo confían en la estrategia y en poder dar una buena pelea el domingo.

Daniel Ricciardo explica lo sucedido con el reglaje del RB14 el sábado. "Dividimos los coche ayer, en cuanto a los niveles de carga aerodinámica, con Max con menos carga que yo. Ayer estuvo bastante igualado, pero parecía que valía la pena intentarlo. Lo simulamos durante esta mañana, pero con el clima no pudimos probarlo. Decidimos no correr en clasificación con algo que aún no habíamos probado pero creo que para el final de la Q1 ya habíamos usado todo y todavía teníamos un poco de subviraje", ha explicado el aussie.

"En otras sesiones puedes hacer otras cosas en el coche, pero en clasificación tienes las manos atadas, así que fue un día frustrante. Para mañana en la carrera, tendré confianza, pero creo que vamos a ser un poco lentos en las rectas en comparación con los de delante, pero si llueve, entonces podríamos ser los afortunados. Creo que la lluvia lo hará interesante. En el ritmo seco, no somos lo suficientemente rápidos como para desafiar a Mercedes, pero en la lluvia creo que será emocionante para los aficionados”, dijo el australiano.

Carlos Sainz fue el mejor del resto en el Renault con el séptimo mejor tiempo, aunque casi a dos segundos del tiempo de la pole y su compañero de equipo, Nico Hulkenberg, que no logró salir de la Q2, fue 12°. De este modo, se puede apreciar la mejora de rendimiento del español, quien ha demostrado tener la capacidad para retar a pilotos del calibre de Hulkenberg. Cerrando el top 10 tenemos al equipo Haas, cuyos pilotos dieron la impresión de no contar con el balance adecuado en sus coches. El francés Romain Grosjean, estaba nuevamente díscolo, después de mostrar buena forma en todas las prácticas, el piloto de Haas cometió otro error tonto, se salió y marcó el muro, ya había salido de la Q3 antes de registrar un tiempo de vuelta. Fue décimo con su compañero de equipo, Kevin Magnussen, noveno.

¿MERCEDES DEBE SU VENTAJA A LOS NEUMÁTICOS?
Normalmente Ferrari tiene un mejor ritmo los domingos, por lo que seguramente Vettel podrá plantarle cara a las flechas plateadas, pero tras el GP de Canadá disputado en un trazado que exige mucha potencia, que también tiene un asfalto verde y en el que Vettel dominó a placer, este resultado parece surrealista, pero si recordamos el ritmo de Mercedes en Barcelona con estos compuestos de neumáticos, todo parece tener sentido.

Si la situación sigue así, es preocupante que Pirelli se esté convirtiendo en el juez de esta temporada, y seguramente más de un equipo vaya a alzar su voz tras el GP francés o en los próximos meses.

McLAREN DA OTRO PASO ATRÁS Y CULPAN AL TÚNEL DE VIENTO
La otra cara de la moneda es, como de costumbre, el equipo McLaren, el cual sigue hundiéndose en su propia miseria; Fernando Alonso fue 16º y Stoffel Vandoorne 18º. El asturiano tiene claro que esto es un revés para el conjunto de Woking, no obstante, confía en que mejorarán de cara al futuro cercano; aunque para la carrera en Francia ha pedido ayuda a los pilotos de delante. "Los viernes son siempre difíciles de entender. Fue todo regular. Esa última vuelta fue bastante buena, aunque nunca sabes cuánto ruedan los demás equipos. Hoy teníamos esas dificultades… Las cuatro vueltas fueron buenas, estoy contento con cada una de ellas, fui dos décimas mejor que mi compañero, que ya ganó algunas carreras en este circuito en otras categorías", comentó.

"El coche funcionaba, pero era lento, desafortunadamente necesitamos seguir mejorando otra vez. Necesitamos algo de ayuda de los pilotos de delante para recuperar posiciones. El coche es lento, es el mismo del de hace dos o tres Grandes Premios, estamos yendo hacia atrás , en cada carrera parecemos menos y menos competitivos, en Canadá ya estábamos al límite y aquí estamos un paso más atrás. Hay que dar dos pasos hacia atrás y ver la imagen total, ver en qué somos débiles y evolucionar más rápido que el resto porque todo el mundo trae mejoras cada carreras y nosotros cada dos o tres y en ese momento, vamos para atrás", apuntó.

Según el jefe del equipo McLaren, Zak Brown, el problema radica en el túnel de viento que usan exclusivamente, el de Toyota, sin embargo, no saben cuál podría ser la solución. "Hemos identificado las áreas de nuestros problemas y se trata de la aerodinámica, algo que no se ve en el túnel de viento porque si no, lo arreglaríamos, por lo que tratamos de arreglar los problemas en la pista con los pocos test que hay", ha comentado Brown en el 'meet the team' de la escudería tras la clasificación, en declaraciones que publica Marca.

"Tratamos de probar alas nuevas, suelos, pero desgraciadamente probamos en pista y esto es lo que hace que muchos equipos tengan un programa de desarrollo base que funciona. Teníamos varios dispositivos la pasada temporada que no tenemos ahora y por eso tratamos de arreglarlo en pista. Y sí usamos exclusivamente ya el túnel de Toyota en Colonia. No tenemos aún la solución al problema, por lo que no estamos centrados en el coche del año que viene, sólo tratando de asegurarnos de que estos problemas no se trasladen al diseño de 2019", ha asegurado.

WILLIAMS TOCA FONDO
Pero no solo McLaren da motivos para lamentos y cóleras, el equipo Williams ha tocado fondo, literalmente. Sergey Sirotkin fue 19º mientras que su compañero, Lance Stroll fue 20º, de este modo, un equipo 9 veces campeón mundial y que es considerado como el 3º más exitoso en la historia de la F1 ha mostrado una increíble curva de decrecimiento a lo largo de esta temporada hasta ubicarse en el fondo de la parrilla; para más verguenza han conseguido este resultado en un circuito que demanda mucha potencia y siendo portadores del mejor motor de la parrilla, esto habla del chasis nefasto con el que cuenta la formación de Grove, sin mencionar la calidad de sus pilotos.

Stroll ha matizado la dificultad por la que pasa su equipo, después de la clasificación ha hecho un balance de la jornada y pide desesperadamente 6 décimas más. "Fue una sesión difícil para el equipo, pero tengo que ser honesto y decir que esperaba estar donde estamos. Desafortunadamente, la situación es que nos faltan alrededor de seis décimas hasta el siguiente equipo. Eso no es ideal, así que tenemos que mantener la cabeza baja y seguir empujando. Me salí de pista cuando intentaba conseguir más velocidad,. Me abrí y perdí la zaga. Golpeé contra el bordillo y el coche se elevó. Fue un aterrizaje duro y creo que pudo haber algún daño. Todo puede pasar mañana, tal ver un poco de lluvia, así que veremos que sucede. De cara al futuro, es una temporada larga, por lo que muchas cosas pueden cambiar", expuso el canadiense.

RESULTADOS