Red Bull abandona ambos coches en Baréin | Pinchazo de neumático y eléctronica


Daniel Ricciardo está convencido de que Red Bull perdió una oportunidad de plata en Bahrein con un retiro que describió como "brutal".

El australiano era uno de los favoritos para la carrera del domingo, dado el ritmo extremadamente impresionante en tandas largas de Red Bull, y se veía bien posicionado en cuarto lugar cuando ocurrió el desastre apenas en la segunda vuelta.

"Perdí toda la potencia, todo se apagó sin previo aviso y no pude hacer nada", dijo acerca de su cuarto retiro en las últimas seis carreras. "Este deporte te puede arrancar el corazón, a veces es brutal", sentenció.

"Todos en el equipo estamos muy decepcionados ya que realmente sentimos que hoy teníamos un buen auto. El fin de semana fue bastante bueno para nosotros y realmente creo que nuestro auto de carreras fue aún mejor. Sé que solo hice una vuelta, pero ya podía ver a Kimi deslizándose sobre las ruedas traseras. Realmente sentía que íbamos a tener una buena oportunidad, lo que lo hace aún más frustrante", explicó.

"Salir tan temprano en una carrera es la peor sensación, especialmente cuando se trata de una carrera nocturna y estás todo el día esperando esas dos horas y después de dos minutos se termina. Realmente me siento entusiasmado por los domingos, así que ahora tengo dos horas de adrenalina almacenada dentro de mí y no sé qué hacer con eso", concluyó.

Brutalmente duro

El director del equipo, Christian Horner, también quedó devastado después de ver a Max Verstappen retirarse poco después de sufrir daños por contacto con Lewis Hamilton, que le dio a Red Bull su primer doble abandono desde Corea del 2010.

"Una carrera brutalmente dura para nosotros hoy", dijo Horner. "Después de un comienzo promedio, Daniel logró regresar a la P4 y estaba atrapando a Kimi con bastante rapidez. Pero luego, un apagado eléctrico completo con una supuesta falla en la energy Store trajo un final prematuro a su carrera. Mientras que Max hizo un gran progreso en las primeras vueltas, acertó en la caja de cambios de Lewis y alineó un pase en la curva 1 y desafortunadamente el contacto en la salida de la curva le provocó a Max un pinchazo y el daño resultante, finalmente causó su retiro.

"Los dos autos que se retiran en dos vueltas son extremadamente decepcionantes, especialmente cuando tuvimos un coche de carreras que fue capaz de desafiar a Ferrari y Mercedes. Afortunadamente, la próxima carrera está a solo una semana y felicitaciones a Toro Rosso por un fantástico resultado", finalizó.