Raikkonen es criticado por su arrogancia tras haber atropellado a su mecánico


Los fanáticos han atacado la aparente actitud cruel de Kimi Raikkonen al regresar a su garaje después de derribar al mecánico, Francesco Cigarini, durante una parada en boxes mal hecha en la que la rueda posterior izquierda no salía y el semáforo mostró la luz verde prematuramente.

Lo que causó que Raikkonen dejara sus box antes de que los mecánicos hubieran quitado la rueda trasera izquierda, mientras el Ferrari arrancaba, la rueda golpeó a Cigarini lesionándolo gravemente.

Mientras sus colegas lo atendían en el piso del pitlane, frente al box de Ferrari, Raikkonen estacionó el Ferrari a 50 metros del pitlane, salió, arrojó el volante al auto y regresó a los boxes con apenas un vistazo en su compañero de equipo herido que más tarde fue hospitalizado y se sometió a una cirugía exitosa.

Después de la carrera Ferrari fue multada con 50000 euros por el error de los administradores de la FIA. En la entrevista posterior a la carrera, Raikkonen se mostraba bien al respecto, "No sé en qué forma se encuentra. No es bueno para él. Voy cuando la luz es verde. No hay mucho que decir. No terminamos la carrera, así que no es genial, pero esto es lo que sucede a veces".

El público en general ha criticado la postura de Kimi tras el accidente, mostró mucha arrogancia y desinterés por el estado de salud de su mecánico: