Cambios en el reglamento técnico y deportivo para la temporada 2018 de F1


A nivel técnico, la F1 no tendrá cambios importantes para el 2018, tal vez estéticamente si veamos un cambio gracias al halo, pero respecto al rendimiento no tendrá un efecto tan profundo como el cambio en la aerodinámica que hubo del 2016 al 2017. Además, en el ámbito deportivo, solo habrá pocas limitaciones adicionales y un cambio en el sistema de sanciones, además, la aleta tiburón será erradicada de los coches.

La temporada 2018 no solo traerá el poco agraciado halo, también habrá un aumento en la resistencia y por lo tanto, en la seguridad de los monoplazasy en los sistemas de retención de neumáticos, sin lugar a dudas, un avance en lo que respecta a seguridad.

Otra de las novedades será que los coches de 2018 llevarán hasta 4 cámaras, una ubicada en el morro, otra justo delante del piloto, una en la parte superior del monoplaza y otra justo al lado de la aleta de tiburón. Además, cabe destacar que se anunció que la empresa Sentronics será la encargada de medir el combustible que gasten los motores de los monoplazas de cada equipo, después de la controversia que se generó este curso con la sospecha de que Ferrari quemaba aceite para trasladar aditivos a través de vapores y mejorar así su combustible.

Pero sin duda, una de las grandes novedades es la aprobación de un sistema de puntos de la superlicencia, carné que los pilotos necesitan para participar en el ‘Gran Circo’. Con dicho cambio, sólo la Fórmula 2 y la IndyCar otorgarán el máximo de puntos para adquirir la superlicencia, quitando peso a competiciones como el Mundial de Resistencia, la Fórmula 3 Europea o la Fórmula E. Sólo las dos competiciones anteriormente citadas otorgarán 40 puntos al primer clasificado, 30 al segundo y 20 al tercero. De esta manera, el campeón de la F3 Europea recibirá 30 puntos y l segundo clasificado tendrá 25. 30 puntos tendrá también el ganador en LMP1 del WEC, mientras que el subcampeón recibirá 24.

Este cambio da más importancia a la IndyCar y a la Fórmula 2, siendo así dos categoría más llamativas para los pilotos que aspiren a optar a un volante de Fórmula 1. Esta normativa va así a favor de la voluntad de Liberty Media de aumentar el seguimiento de la ‘categoría de plata’, y eso podría suceder si mejora cada vez más el nivel de sus pilotos.

CAMBIOS EN LAS SANCIONES
Después de una temporada llena de sanciones en parrilla, originado sobre todo por los cambios de elementos de la unidad de potencia de muchos monoplazas cuando ya habían sobrepasado el límite estipulado de piezas usadas para todo el año, el Consejo Mundial del Deporte del Motor estableció una nueva normativa en este aspecto para que los seguidores de la F1 puedan conformar más fácilmente la parrilla de salida después de las calificaciones. En 2017, en varias ocasiones han coincidido muchos pilotos con penalizaciones de 10, 15 o más puestos de sanción que llevaron a la confusión a los hinchas, que en muchos casos debían esperar a que la FIA publicara la formación de salida provisional para saber en qué posición arrancarían sus ídolos. Por este motivo, la FIA quiso simplificar dichas penalizaciones, asegurando que cualquier sanción que exceda las 15 plazas en parrilla hará que el piloto en cuestión empiece desde el fondo de la parrilla.

Las dudas podrían resurgir en caso de que más de un piloto tuviera 15 puestos de penalización o más, algo para lo que la FIA tiene una fácil solución: los pilotos empezarán desde el fondo de la parrilla y se ubicarán en una posición u otra en función del orden en el que se realizaron las sanciones.

Otros de los cambios que presentará la FIA:

- Regulaciones relacionadas con los procedimientos para comenzar o reanudar una carrera detrás del coche de seguridad (todavía sin especificar)

- Cambiar los horarios de los eventos para aumentar la flexibilidad

- Que haya la seguridad de que los test con coches de anteriores años se realicen en circuitos que tengan Licencia FIA de grado 1 o 1T.

- Reglamentación para que los eventos de exhibición con coches antiguos no sean utilizados como test. Dichas demostraciones no pueden exceder los 50 km de longitud y solo pueden usarse comp'uestos de neumáticos creados para dichos eventos.

- Cambios para asegurar que el aceite no pueda usarse como combustible.

- Introducción de una especificación detallada para el aceite que se use.

- Un peso y volumen mínimos para el almacenamiento de energía (baterías)

- Cambios en la posición de las cámaras y espejos retrovisores para facilitar la inserción del Halo en los coches de F1.

Fuente: Mundodeportivo.com