Los equipos de F1 están preocupados por la introducción de "Halo"


Aunque se anunció en julio la instalación obligatoria del sistema de protección de cabina para el próximo año, se cree que los equipos siguen esperando detalles cruciales sobre cómo debe estar integrado el Halo en el chasis.

Y otros detalles faltantes se refieren a las pruebas de choque, el Halo debe estar entre las partes más fuertes de todo el monoplaza.

Los detalles que faltan significan que, en una etapa crucial del desarrollo de los coches de 2018, los equipos están nerviosos.

"Tenemos que integrar el Halo en el coche para el próximo año y eso es un gran desafío", dijo el director técnico de Renault, Nick Chester, esta semana.

"Eso será un gran problema ya que cambia la construcción del chasis."

Sin embargo, mientras que el presidente de la FIA, Jean Todt, dijo que está abierto a considerar diferentes soluciones en el futuro, la FIA está decidida a seguir adelante con el Halo para el 2018.

"Fue una decisión bastante tardía en comparación con el proyecto, pero debido a la seguridad es importante que todo el mundo trate de trabajar duro", dijo el técnico de Ferrari, Mattia Binotto.

"Las complicaciones son desde el punto de vista de la estructura del chasis", agregó. "Así que necesitamos asegurarnos de que estamos ajustando correctamente el Halo en el chasis y que el chasis resista las cargas que son requeridas por las regulaciones.

"También desde un punto de vista aerodinámico sin duda afectará la parte trasera del coche, por lo tanto se tiene que tener en cuenta al diseñar el nuevo coche", dijo Binotto.