¿El divorcio entre McLaren y Honda es un error? | Preludio de Red Bull-Honda


Han pasado 3 años, 3 largas y tortuosas temporadas en las que McLaren ha estado lamentablemente atada a Honda, y ahora, en la víspera del GP de Singapur, se ha dado el gran anuncio de la separación, del fin de una alianza malograda, aunque puede que el panorama siga estando dibujado en escala de grises para el conjunto naranja.

A mediados del 2013 McLaren anunció que sería motorizada por Honda desde el 2015, la necesidad de forjar esta alianza surgió en el 2010, cuando Mercedes puso a competir su propio equipo en la F1, de este modo, McLaren dejó de ser el equipo principal del fabricante alemán, ahora la prioridad a la hora de diseñar los propulsores germanos la tendría la formación con sede en Brackley, no la de Woking.

No obstante, el anuncio de la nueva y prometedora alianza no me llenó de entusiasmo, había algo que no encajaba, sin embargo, esta naciente empresa se definía a si misma como un proyecto a largo plazo, así que el tiempo se encargaría de juzga. Pero ahora, sabiendo que todo ha sido un completo y rotundo fracaso, tampoco me entusiasma la ruptura entre McLaren y Honda, ya que, si estos últimos mejoran y llegan a estar al nivel de los mejores, sería un duro golpe para McLaren debido a que habrían perdido la oportunidad de tener un fabricante altamente competitivo centrado en ellos, lujo que no tienen todos.

CRÓNICA DE UN DESASTRE ANUNCIADO

Ron Dennis, CEO de McLaren hasta el 2016, tenía clara la necesidad de ser el equipo principal de un fabricante, incluso, llegó a decir que después del 2010 Mercedes le "entregaba mierda a McLaren". Para matizar aún más este punto, podemos recurrir a un ejemplo italiano, el motor Ferrari ha ganado 16 títulos de constructores, y el equipo Ferrari también ha ganado 16 títulos de constructores, sus clientes nunca han sido campeones.

Personalmente nunca me llamó la atención la alianza McLaren-Honda, al menos no la de esta década ya que hay que recordar que los años de mayor gloria del conjunto inglés se dieron gracias a la motorización por parte de Honda desde 1988 hasta 1992, Ayrton Senna y Alain Prost fueron testigos y beneficiarios de aquella demoledora combinación.

Pese a este antecedente, nunca me sentí complacido con el retorno de la combinación anglo nipona, el equipo Williams ya había intento rescatar sus años de gloria volviendo a ser motorizado por Renault, recordemos que los de Grove ganaron 5 títulos de constructores y 4 de pilotos en la década de los 90 junto al fabricante francés, pero se volvieron a asociar en 2012 apenas ganaron una carrera, y el resto de sus actuaciones estuvo muy lejos de la de aquellos veloces coches que hicieron campeón a pilotos como Mansell o Prost.

Aunado a ello, Honda había demostrado ser un fabricante y equipo muy ineficiente en la década del 2000, algo que mucho parecen olvidar. Así que, el éxito no estaba garantizado, al contrario, hasta daba mala espina.

El problema con Honda comenzó por lo tarde que comenzaron a trabajar en el motor; los nipones iniciaron aproximadamente 4 años después de sus rivales, los japoneses dieron inicio al proceso de diseño de la unidad de potencia cuando firmaron con McLaren, en 2013, y tuvieron que hacerse con la infraestructura y el personal necesario para tal proeza desde cero, mientras que sus adversarios, ya contaban con todos estos recursos cuando comenzaron a trabajar en los propulsores turboalimentados, en 2010.
 Esto hizo que el "parto" del motor de la letra H fuese en extremo doloroso, sobre todo para McLaren. El 2015 fue fatal, el 2016 fue relativamente mejor, y en el esperanzador 2017, marcado por un cambio de normativa importante, se esperaba que en McLaren crearan un chasis demoledor y que honda se acercara mucho a la punta; y lo cierto es que en Woking cumplieron con el increíble MCL32 que diseñaron, pero en Sakura solo tuvieron capacidad para crear un motor mejor que el del 2015, pero peor que el del 2016, sobre todo por la fiabilidad.

La situación se ha vuelto desesperada para McLaren, además, Honda ha sido tan incompetente que se han tardado eternidades enteras para entregar las actualizaciones necesarias para revertir la situación, eso provocó una explosión de ira en Woking, y desde junio se comenzó a rumorar que los ingleses iniciaron negociaciones con otros fabricantes.

La historia, el orgullo y los patrocinantes, obligaron a McLaren a romper con los asiáticos, y pese a los casi 100 millones de euros que Honda aporta al equipo, los números de las finanzas siguen siendo más rojos que nunca, es por ello que Zak Brown, CEO de McLaren, hizo un balance en donde explicó que luchar por el podio frecuentemte atraería a los patrocinantes, pero ahora, que solo pueden luchar con Sauber, ahuyentan a los inversores y gracias a esto, las pérdidas de dinero son preocupantes; así que es más rentable dejar a Honda, ser un poco más competitivos, pero llenar los espacios vacíos del coche con pegatinas otra vez.

¿CÓMO SE HA LIBRADO McLAREN DE HONDA?

McLaren rompió el contrato con Honda gracias a una cláusula de rendimiento, en este caso, Honda ha fallado al dar un producto nefasto que no está a la altura de la F1, así que McLaren apeló a ello, no obstante, perdió sus beneficios económicos, aunque como dijo Brown, no es algo que importe mucho a los de Woking por las pérdidas que están teniendo al lado de los nipones.

La FIA desea ver a McLaren en lo más alto, o al menos luchando frecuentemente en el top 10 y terminando las carreras sin problemas, McLaren es un equipo tradicional y el 2° más ganador en la historia de la F1, por lo que es imperativo que sea competitivo para mejorar el espectáculo.

Es por ello que la FIA, representada por Ross Brawn, estuvo en las reuniones que llevaron a cabo en Monza para concretar el acuerdo entre Renault, McLaren, Honda y el 4° necesario , Toro Rosso.

Otra demanda de la FIA es que Honda se quede en la F1, tener más fabricante es otra prioridad para Liberty Media; y se ha elegido a Toro Rosso para hacer el trueque de motores porque Renault ya provee propulsores a 3 equipos [Renault, Red Bull y Toro Rosso], que es el límite de clientes que puede tener cada fabricante según el relgamento; entonces Toro Rosso se ha convertido en el "salvador" de McLaren, ya que entre ellos han cambiado la H por el Rombo.

De este modo, Toro Rosso garantiza la presencia de Honda en 2018, y si mejoran puede que en futuro tengan otro cliente, como Red Bull, lo que sería muy peligros dado el gran chasis con el que estos siempre cuentan. Además, si las negociaciones tienen éxito, McLaren mejorará su rendimiento y fiabilidad significativamente el año entrante.

McLaren como cliente de Renault mejorará, no cabe duda, puntuará frecuentemente; pero no serán un equipo ganador tan fácilmente, incluso, alcanzar y superar al otro cliente de Renault, Red Bull, la tercera potenciade la F1 actual y que solo ha ganado una carrera este año, será sumamente difícil, sobre todo por el gran chasis con que siempre cuentan los austríacos.

Carlos Sainz ha sido clave para concretar las negociaciones de Honda, Toro Rosso, McLaren y Renault; el madrileño pasaría a ocupar un asiento en Renault [Esto ha sido una de las condiciones de la marca del rombo], y obviamente Fernando Alonso ha seguido en McLaren.

EN MONZA SE REUNIERON LOS 4 INVOLUCRADOS

McLaren, Honda, Toro Rosso y Renault, con la FIA como mediador y los pilotos [Sainz y Alonso], pendientes de lo que se dijo, estuvieron de reunión en reunión mientras se disputaba el GP italiano.

Según Alonso, el MCL32 de McLaren es un chasis tan fuerte que con un motor Renault, pueden retornar a la senda de las victorias. "Sabemos lo que puede hacer el motor de Renault, Red Bull ha hecho cinco o seis podios consecutivos", dijo Alonso en Monza.

"Como conductor puedo elegir más o menos a donde quiero ir y en qué categoría quiero estar. McLaren es el equipo con el segundo mejor número en la historia de este deporte y quieren ganar de nuevo, y como miembro de este equipo quiero eso también", agregó.

El jefe del español, Zak Brown, confirmó que es "muy, muy probable" que si el acuerdo de McLaren-Renault se completa, Alonso firmará un nuevo acuerdo para 2018.

Alonso continuó: "Es una semana importante para que McLaren tome algunas decisiones, con suerte sabremos algo antes de Singapur para poder hacer algún comentario".

Muchos en el paddock también creen que, a pesar de McLaren está renunciando a millones en obras Honda respaldo, el paso a Renault es una buena idea.

"McLaren es un buen equipo de carreras, pero Honda ... los conozco bien", dijo el ex piloto de Honda, Jacques Villeneuve, al diario AS. "No creo que tengan éxito, y Fernando tiene que ganar".

"McLaren-Renault será mucho mejor que McLaren-Honda", predijo el canadiense.

¿PUEDE HONDA SER COMPETITIVO EN EL FUTURO CERCANO?
De momento, la jugada de Red Bull es interesante, los austríacos están usando a su equipo B, Toro Rosso, como conejillo de indias, y es que aunque todo lo que he vomitado en este artículo sobre Honda solo son cosas malas, en realidad lo peor ya ha pasado, McLaren ha gastado y/o desperdiciado 3 años con los japoneses, 3 temporadas en las que los fabricantes de la letra H han acumulado experiencia, han rediseñado sus motores, han sufrido y supongo que "aprendido" de sus numerosos y caóticos errores, es imposible, desde mi punto de vista, que se repita una temporada tan mala como esta, creo que a partir del 2018 Honda solo mejorará, tal vez no lo hagan a pasos agigantados, pero en unos años pueden ser tan competitivos como lo son Ferrari o Mercedes ahora.

Por eso considero interesante la movida de Red Bull al asignar el motor japonés a su equipo B, de este modo podrán monitorizar y darle otra oportunidad a Honda para que fabriquen un motor a la altura de los mejores, y si lo logran, Red Bull podría independizarse de Renault para contar con un fabricante altamente competitivo centrado solo en ellos, y si a esto le sumamos la gran capacidad que los austríacos tienen para construir chasis campeones, podríamos llegar a ver otra era dominada por la bebida energética de la mano con Honda, siendo esto una gran bofetada para los de Woking.

Honda se ha lamentado por no poder convencer a McLaren este año, pero siguen trabajando a tope, siguen invirtiendo cientos de millones en el desarrollo de sus motores y tal esfueurzo es visto por equipos como Red Bull como sinónimo de éxito, tal vez no para el 2018, pero sí para el futuro a medio y largo plazo.

En fin, así como me dio mala espina la firma del acuerdo entre McLaren y Honda, su suptura también me genera desconfianza, pienso que Red Bull está al acecho, los de Milton Keynes están siendo motorizado por Renault, que tiene su propio equipo y que en algún momento centrarán el desarrollo de sus motores en ellos mismos; así que ahora mismo, el divorcio entre McLaren y Honda, puede ser el preludio de una poderosa alianza futura entre Red Bull y Honda.

Varias fuentes como Auto Motor y Soport han informado que Renault ha dicho a Red Bull que la compañía ya no quería abastecer al equipo después de la próxima temporada.

No hubo comentarios inmediatos de ninguna de las partes involucradas, aunque Red Bull aumentó su retórica contraria a Renault a raíz de la retirada anticipada de Max Verstappen en Bélgica,

Renault está previsto para abastecer a McLaren en 2018, en un acuerdo que las fuentes dicen que se anunciará en el Gran Premio de Singapur el viernes, con Toro Rosso propiedad de Red Bull de conmutación a las unidades de Honda utilizadas anteriormente por el equipo británico.

Estos acuerdos ya se han dado por sentado en el paddock, pero las ramificaciones más allá del 2018 para Red Bull aún están abiertas.

¿QUÉ FUTURO PUEDE TENER McLAREN SIN HONDA?
Sin lugar a dudas el proyecto McLaren-Renault es pensado para el corto plazo, es decir, es de transición, es bien sabido que para el 2021 habrá nueva normativa de motores, uno de los objetivos es hacerlos más baratos y debido a ello, algunos motoristas han alzado la voz para dejar claras sus intenciones de entrar en el Gran Circo, y McLaren puede que esté pensando en uno de estos proveedores, si es que no se motorizan ellos mismos como sugirió Brown hace poco.

Se habla mucho de los fabricantes alemanes, Audi o Porsche podrían entrar en el negocio para tratar de contrarrestar el dominio mediático de Mercedes en Alemania, también se habla de Lamborghini; incluso, los de Woking han firmado un contrato con BMW para que este motorice sus coches de calle, con esta alianza entre la casa bávara y la filial, McLaren Automotive, pueden sentar las bases para un futuro ingreso de la marca teutona a la F1, siendo el proveedor exclusivo de los de Woking.

Pero todo depende del escenario en el que nos encontremos en 4 años, y en cómo le vaya a McLaren junto a Renault, mientras tanto, nos toca esperar y observar con cierta inquietud el desarrollo de Honda junto al conejillo de indias de Red Bull, Toro Rosso.

SEGÚN VERSTAPPEN, HONDA PODRÍA SER MUY COMPETITIVA EN 2018

En la conferencia de prensa de pilotos el día jueves previo al GP de Singapur, Max Verstappen, piloto de Red Bull, dijo que tal vez, el motor Honda sería competitivo en 2018, esto ha disparado los rumores sobre una ruptura entre la bebida energética y el rombo para iniciar una alianza Red Bull-Honda.

Desde soymotor.com recogemos las siguientes declaraciones. "Sé que pilotaré con Red Bull y Renault el próximo año y luego, ya se verá. Primero necesitamos ver lo que hago en 2019. No estoy preocupado por eso. Quiero centrarme en el comienzo de 2018 y en ver lo competitivos que somos", ha comentado Verstappen, quien tiene contrato con Red Bull hasta finales del 2019.

"Podría ser que Honda el próximo año sea muy competitiva, pero no sé lo que se decidirá de cara al futuro. Simplemente tenemos que esperar y ver. Simplemente quiero ver lo que pasará a principios de 2018", ha explicado.


HONDA SIENTE VERGUENZA Y NO DESCARTA MOTORIZAR A RED BULL
Durante los primeros libres del GP de Singapur, los máximos representantes de la compañía japonesa, Honda, fueron entrevistados junto al jefe del equipo Toro Rosso, admitiendo sentirse avergonzados por la ruptura con McLaren, pero mantienen la esperanza en volver a motorizar a un equipo grande otra vez.

Así se expresó el jefe de operaciones de Honda, quien tuvo que hablar ante los medios con la ayuda de una traductora. "Mi nombre es Moriyama y estoy aquí para representar a Honda como jefe de operaciones. Antes de empezar, me gustaría agradecer a la FIA y a Liberty Media por el apoyo para seguir en F1. En cuanto al fin de relación de McLaren, es muy decepcionante romper la relación sin conseguir el objetivo, es una verdadera pena", expresó.

Por otra parte, se alegra de la nueva alianza del gigante japonés con la formación de Faenza. "Sobre Toro Rosso, es un placer empezar una nueva relación con un equipo con experiencia y energía joven, tenemos muchas ganas de ver cómo empezamos el año que viene", expuso.

Asimismo, admite que salir de la F1 no era una opción para Honda, sobre todo después de haber hecho una inversión descomunal, solo para generar publicad negativa para la compañía. "Es verdad que estuvimos discutiendo mucho sobre el proyecto actual por la falta de satisfacción que teníamos, aunque salir de la Fórmula 1 nunca fue una opción para nosotros. Nuestro objetivo es sobreponernos a este reto y poder estar en cabeza, el espíritu de Honda es volver y estar luchando entre los tres primeros en 2018", especificó.

Luego, su colega, Masashi Yamamoto, explicó que no deseaban separarse de McLaren, aunque piensan que la relación con Toro Rosso y tal vez con Red Bull, será muy fructífera en el futuro. "Es verdad que hemos tenido problemas para alcanzar nuestros objetivos", comenzó Yamamoto. "Desde el inicio de la temporada hemos hablado con McLaren para disolver nuestra relación. Honda siempre quiso seguir con McLaren y buscar resultados con ellos, así que es una pena y estamos avergonzados por tener que separarnos. Aunque no tenemos demasiado tiempo de aquí hasta 2018, creo que tendremos una muy buena relación entre Honda y Toro Rosso y una buena temporada. Con este poco tiempo, creo que podemos trabajar con éxito de cara al año que viene. No es que esté seguro de que tendremos éxito en los próximos tres años, pero si comparamos la política de Toro Rosso con la de Honda, son muy similares, así que creemos que podremos trabajar en armonía", matizó.

"Seguro que habéis leído mucho sobre eso, pero nuestra relación con Toro Rosso está equilibrada, así que no planeamos tener que pagar un canon para mantener el proyecto. Nuestro objetivo actual es centrarnos en 2018 y en Toro Rosso, aunque si hay una oportunidad de ser proveedor de Red Bull en el futuro, podríamos considerarla", ha sentenciado el japonés.