El MP4-14 de McLaren, el coche de la temporada 1999 | Un campeón casi fallido


Después de una exitosa campaña 1998, el equipo McLaren destinó sus esfuerzos para diseñar y fabricar otro de sus coches campeones, el que sería empleado para defender ambos títulos mundiales en la complicada y reñida temporada 1999, el MP4-14, con el que Mika Hakkinen ganaría su 2° título mundial, sin embargo, dada la velocidad del coche de Ferrari, el conjunto con sede en Woking no pudo retener el título de constructores.

Adrian Newey y Neil Oalty fueron los diseñadores del coche así como ocurrió con el MP4-13; también usó neumáticos Bridgestone, pero este año la normativa cambió ligeramente y las gomas delanteras pasaron a tener de 3 a 4 ranuras, al igual que las traseras, todo esto en pro de la disminución de la velocidad en el paso por curva, reducción del grip mecánico.

Evidentemente el MP4-14, cuyo peso es de 600 kg, es, obviamente, una evolución de la impresionante MP4-13. Por lo tanto, es muy similar a su predecesor, aunque Ron Dennis dice que sólo el 10% de las partes del año anterior fueron reutilizadas. La aerodinámica fue muy trabajada y esa fue la gran fuerza de McLaren contra sus rivales. Mercedes, por su parte, produce un nuevo V10 más compacto, más ligero y colocado más bajo en el chasis, que es una gran ventaja frente a Ferrari.

Este coche es el mejor del comienzo de 1999, pero los problemas de fiabilidad y errores por parte de ambos conductores transformar esta ventaja en un fracaso total.

Tal situación. hizo que Ferrari, que no había perdido muchos puntos en la primera parte del año respecto a McLaren, al evolucionar su coche se puso rápidamete a la par de su mayor rival, no obstante, en el GP de Gran Bretaña, el piloto principal de la Scuderia, Michael Schumacher, tuvo un accidente en el que se lesionó su pierna y se tuvo que ausentar el resto del mundial, lo que provocó que Eddie Irvine pasara a ser el piloto n° 1 del conjunto italiano, pero no pudo contener a Mika Hakkinen, y el finés, confiado por la ausencia del Káiser, se cornó campeón por segunda vez.

Pese a la victoria en el mundial de piltos, el MP4-14 no fue rival para la máquina de Ferrari, por lo que los ingleses perdieron el mundial de constructores frente a los italiamos.

En 16 carreras el coche se adjudicó 11 pole position, 9 vueltas rápidas y 6 victorias, abandonando 11 veces, 5 por errores de sus pilotos y 6 por fallos en la fiabilidad.

ESPECIFICACIONES