Previo del GP de Canadá 2017 | Análisis, estadísticas y meteorología


El mundial vuelve tras un pequeño receso de 2 semanas, y esta vez se presentará en Canadá, específicamente en Montreal, donde se celebrará el 7° GP del año y en el que tanto Ferrari como Mercedes continuaran la intensa lucha por el título mundial. Hasta ahora, el conjunto italiano ocupa las primeras posiciones en ambos campeonatos, aunque para lograrlo se tuvieron que aprovechar de los problemas de Mercedes en el GP de Mónaco, no obstante, la comunidad de la F1 en general sitúa a los de Maranello como los claros favoritos.

El circuito de Gilles Villeneuve será la sede del GP de Canadá, es un trazado de alta velocidad donde el motor Mercedes, que aún es el más potente de la parrilla, puede darle un empuje adicional al equipo alemán en la cita norteamericana.

El contraste entre el GP de Mónaco y el de Canadá es una clara muestra de la versatilidad de la Fórmula 1, con un trazado relativamente de poca velocidad al que sigue una prueba tremendamente rápida y exigente en las frenadas: el circuito Gilles Villeneuve de Montreal.

Edificado sobre una isla artificial en el río St Lawrence, el circuito es, básicamente, una secuencia de rectas unidas por chicanes muy estrechas y una horquilla. La carga aerodinámica se reduce a baja-media por primera vez en la temporada para hacer que los monoplazas superen los 330 km/h. Canadá es la prueba más exigente para el rendimiento de los frenos, con constantes frenadas a tope en cada vuelta, con muy poco tiempo para enfriar discos y pastillas. La tracción también es un problema ya que los pilotos intentan abrir gas al máximo en cuanto salen de las curvas lentas. Las chicanes, además, requieren un delicado ajuste del tarado de la suspensión: lo suficientemente suave como para pasar sobre el piano pero sin poner en riesgo el ligero cambio de dirección necesario para pasar por las chicanes. Es una de esas cosas que los mecánicos y los pilotos tienen que afinar en las sesiones de práctica, por lo que todo el mundo prefiere un fin de semana en seco.

A menudo, Montreal no está por la labor y la lluvia suele hacer acto de presencia. Eso sí, nada parece importunar a un público que abarrota el graderío y hace del GP canadiense uno de los más animados en su cobertura.

METEOROLOGÍA

NEUMÁTICOS

OPINIÓN DE LOS PILOTOS:

FERNANDO ALONSO
“Es bueno volver a Canadá - ¡siento que he pasado mucho tiempo en Norteamérica últimamente! La Indy 500 fue una experiencia increíble y ha sido fantástico aprender un estilo de pilotaje completamente distinto, en un trazado diferente y con un coche muy distinto, pero estoy preparado para volver a mi trabajo habitual y competir de nuevo en la F1”.

“Siempre he disfrutado del Gran Premio de Canadá. El circuito es único, ya que es muy exigente tanto para el coche como para el piloto, con lo que es un trazado realmente auténtico. Cuando estuve en la Indy me mantuve al día de lo que pasaba en Mónaco, y tanto Stoffel como Jenson hablaron bien de las nuevas actualizaciones y de la fiabilidad, así que espero que sigamos progresando en Canadá”.

“El trazado del Circuit Gilles Villeneuve hace que se dependa mucho de la velocidad en línea recta y de la potencia. No se va a adaptar tan bien a nuestro coche como las curvas lentas y enrevesadas de Mónaco pero estoy ilusionado por volver a sentarme en el MCL32, ponerme al día con el resto del equipo y volver a pista – ¡no girar solo a la izquierda esta vez!”

STOFFEL VANDOORNE
“Mónaco fue un fin de semana interesante para todo el equipo. Me sentí muy cómodo en el coche cada vez que salí a pista y creo que podríamos haber llevado a nuestro paquete hasta el límite y quizás acabar entre los puntos – es una pena que no haya terminado así. Hemos dado un paso adelante en cuanto al chásis gracias a las actualizaciones en las que ha trabajado tan duro el equipo para llevar a cada carrera, así que veremos cómo se adaptan en Canadá, que es un circuito muy distinto”.

“Se trata de un lugar nuevo para mí ya que nunca he competido ahí, pero lo he pilotado en varias ocasiones en el simulador. Es un circuito complicado y veo porque dicen que es un circuito para pilotos – hay muchas cosas a las que tienes que hacer frente y es fundamental mantener la concentración – ¡el Muro de los Campeones es un claro ejemplo de ello! Será una experiencia completamente distinta a Mónaco en cuanto a preparación y configuración, pero estoy con muchas ganas de pilotarlo por primera vez e ir sintiendo sus características”.

“La carrera será exigente para los frenos, los motores y los pilotos, y con la posibilidad de que aparezca algún que otro Safety Car, hay que pensar en muchas cosas a la hora de establecer la estrategia y la puesta a punto. Estoy contento por que vuelva Fernando. Tiene mucha experiencia en este circuito y me podrá ayudar. No será el gran premio más sencillo para nosotros pero, a diferencia de Mónaco, habrá más oportunidades para adelantar, con lo que espero que tengamos más posibilidades de estar más arriba”.