Ferrari niega que haya problemas entre sus pilotos tras la controversia de Mónaco


Maurizio Arrivabene, jefe de Ferrari, se defiende ante las acusaciones sobre el favoritísmo de la Scuderia hacia Vettel, y afirmó que en Mónaco no hubo órdenes de equipos.


La polémica entrada a boxes de Kimi Raikkonen en Monte Carlo, le dejó en tráfico y ayudó a Sebastian Vettel a tomar la primera posición, el piloto alemán logró hacer varias vueltas rápidas con la pista despejada antes de hacer su detención en los pits.

Después de la carrera, Ferrari fue acusado de favorecer a Vettel, con la excusa de impulsar sus posibilidades de cara al campeonato, pero el jefe del equipo Ferrari se rió de tales reclamaciones. "Estuve leyendo después de Mónaco y escuché muchas especulaciones sobre el número uno y el número dos, pero siempre dije que no es esa situación en el equipo", dijo Arrivabene.

"Estamos ansiosos por el campeonato, hacemos todo lo posible para el Campeonato de Constructores, y para poder hacerlo bien se necesitan dos pilotos. Esto es muy importante para la casa, esto es muy importante para Ferrari. Yo tenía muy, muy claro desde el comienzo de la temporada nuestra regla de compromiso, nuestro equipo está por encima de todo, pero no vamos a ir en una dirección o la otra", apuntó.

"No hay órdenes de equipo, esto es muy, muy claro, los pilotos saben sobre esto y lo aceptan. Creo que lo que pasó en Mónaco ... Yo también estaba riéndome un poco cuando escuché todos estos comentarios, porque no es la realidad, así que no hay problema entre los pilotos. Ellos son libres de luchar hasta que uno no tenga opciones de ser campeón, y en ese caso aplicamos nuestras reglas de compromiso, pero no ahora y no en Mónaco".

Räikkönen, que encabezó las listas de tiempos en el primer día de entrenamientos para el Gran Premio de Canadá, insistió en que su enfoque no ha cambiado entre las carreras.

"No es diferente a cualquier otro fin de semana", dijo Räikkönen, cuando se le preguntó si sus niveles de motivación eran mayores después de perder una potencial primera victoria desde 2013.

"La gente trata de hacer grandes historias a partir de nada, pero tratamos de hacer nuestras cosas normales. Hicimos carreras normales, un piloto tiene que ganar y un piloto tiene que ocupar el segundo lugar, yo no estaba contento con el segundo y creo que eso es normal".