Piloto de desarrollo de McLaren | Lando Norris


La forma en que Lando Norris resume su estelar temporada de 2016 es demasiado modesta. "Realicé una actuación bastante consistente" afirma, seguido de una larga y pensativa pausa como si estuviera rebuscando por su mente puntos positivos que comentar". "La clasificación siempre se me daba bien, y de repente logré 12 poles seguidas, lo que estuvo bastante bien..."

Vamos a contarlo por él. Lando, que acaba de cumplir 17 en noviembre, destacó durante toda la temporada de 2016 ya que compitió no solo en uno, sino en tres campeonatos completos y logró coronarse campeón en todos ellos: Fórmula Renault 2.0 Europea, Fórmula Renault 2.0 NEC y Toyota Racing Series.

Como este calendario no le ocupaba todos los fines de semana disponibles del año ni saciaba su voraz ansia por la competición, también compitió en cuatro de las ocho rondas de la Fórmula 3 Británica, en la que consiguió los suficientes puntos para quedar en octava posición. Esta temporada asciende al nivel europeo de esa competición con el equipo líder Carlin.

Además, no podemos pasar por alto el McLaren Autosport BRDC Award, un premio al que aspiran todos los jóvenes pilotos británicos. Sin embargo, son muy pocos los afortunados que cada año constituyen la lista de seleccionados y tan solo uno logra el beneplácito del estricto jurado.

Hablemos del premio McLaren Autosport BRDC. ¿Cómo lo viviste?

"Tengo que decir que fue una experiencia increíble. Tener la oportunidad de conducir un McLaren GT3, un Mercedes DTM y un F2 fue realmente emocionante, y muy diferente a lo que estoy acostumbrado a pilotar. Fue un evento de tres días, el primero lo dedicamos a las pruebas físicas y los dos últimos a las pruebas en pista".

"El único "tin-top" que había conducido alguna vez era un Ginetta, por lo que el McLaren y el Mercedes eran diferentes, no solo entre sí, sino también respecto a mi experiencia anterior. Los jueces no solo se fijaban en la velocidad general sino también en la adaptabilidad, la capacidad de pasar de un vehículo a otro y lograr ser rápido desde que ponías el pie en el acelerador".

"Quizás partía con un poco de desventaja porque los demás pilotos [Ricky Collard, Sennan Fielding and Toby Sowery] ya habían llegado a la preselección y habían pasado por el proceso de evaluación de los jueces anteriormente, por lo que se hacían una idea de cómo serían el GT3, el DTM y el F2. Pero de inmediato me sentí bastante seguro con todos ellos, incluso en el GT3 y el DTM, que eran complicados de pilotar. Me gustaría competir con ellos en el futuro, después de la Fórmula 1, por supuesto".

Bajo la inquebrantable mirada de un jurado, formado por figuras como el presidente del British Racing Drivers Club, Derek Warwick y el ganador de Le Mans 24 horas David Brabham, cada uno de los finalistas tenía que completar una serie de tandas largas y cortas en cada vehículo tanto con neumáticos nuevos como usados. Para mayor rigor y destacar los resultados inesperados causados por el cambio de las condiciones, los pilotos Rob Bell (McLaren) y Maximilian Gotz (Mercedes) establecieron vueltas de control durante los dos días.

Lando fue el más rápido, o casi el más rápido, en cada ejercicio.

"Realmente no hace falta mucho tiempo para detectar el talento en pista", afirma Brabham. "El compromiso, la técnica de frenado y la trazada de Lando despuntaron de inmediato. Fue muy constante, estuvo tranquilo durante toda la prueba y resultó muy maduro para su edad".

Los premios Autosport son los equivalentes a los Oscar en el mundo del automovilismo. ¿Qué sentiste aquella noche al ganar el premio principal?

"En verdad me puse un poco tenso... ya había ganado el premio Club Driver of the Year, y se dice que si lo ganas, ya no te dan el premio más importante. Pero Will Palmer ganó ambos el año pasado, así que ya se había roto la maldición, por así decirlo".

"De modo que estaba bastante nervioso, pero al mismo tiempo convencido de que había realizado un buen trabajo con todos los coches y que había sido sino el más rápido de todos, el segundo más rápido al menos. Me sentí muy bien en las vueltas de clasificación porque al momento me acostumbré al agarre en la misma vuelta de reconocimiento y pude ir al máximo. Incluso con el DTM, que tiene una buena carga aerodinámica, solo tardé unas tres vueltas en pillarle el agarre".

"No nos estaba permitido saber los tiempos de otros pilotos, de modo que era difícil comparar mi rendimiento con el de los demás, a menos que los viera en pista o los estuviera alcanzando. Aun así, estaba convencido de conseguir un buen resultado en los dos días".

Gracias a tus buenos resultados, ya habías logrado una trayectoria profesional prometedora, por lo que probablemente no necesitabas ganar el premio McLaren Autosport BRDC para abrirte las puertas, ¿qué opinas?

"Solo pueden participar en esta prueba los cuatro mejores pilotos seleccionados por los jueces, y de ese pequeño grupo, el jurado elige un solo ganador exclusivamente por su actuación durante los tres días, en igualdad de condiciones y con el mismo equipamiento".

"Me siento muy afortunado de haber podido trabajar, y ganar, con algunos de los mejores equipos. Sin embargo, mucha gente lo usa como excusa para reprocharme que solo gano porque estoy con el mejor equipo".

"El MABA es una prueba basada puramente en tus propias capacidades y con unas condiciones lo más justas posibles para todos. Por lo tanto, además de todo lo que incluye el premio [dedicar tiempo habitualmente en el simulador de McLaren], es un escenario muy exigente como para verter críticas de ese tipo".”

La F3 europea, la categoría en la que Max Verstappen se lanzó al estrellato antes de lograr un asiento en la F1, está muy disputada entre varios de los mejores equipos, entre los que sin duda se encuentra Carlin. No obstante, esta no es garantía alguna para asegurarse el título, especialmente frente a un contrincante con tantos recursos como Mick Schumacher (hijo de Michael), que pilota para Prema Powerteam.

¿Cuáles son tus expectativas para esta temporada? ¿Va a ser incluso más complicada que el pasado año?

"Va a ser difícil competir contra Prema ya que se ha estado llevando el título durante los últimos cuatro o cinco años. Carlin también es un equipo fantástico y ha estado todos estos años luchando por hacerse con el campeonato. Creo que seremos capaces de mejorar el coche para llegar al nivel impuesto por Prema".

"Ya he pilotado un monoplaza para Carlin anteriormente. Conozco muy bien a los ingenieros y mecánicos, su centro no está lejos de donde vivo, y puedo decir que es un equipo del que realmente te puedes sentir parte, uno con el que realmente te puedes asentar".

"Establecer ese tipo de relación, rodearte de un equipo bien consolidado, es muy importante si nos vamos a enfrentar a un equipo como Prema. Puede parecer muy optimista hablar de ganar la competición, pero teniendo en cuenta que el año pasado gané dos campeonatos de Fórmula Renault y la Toyota Racing Series, estoy convencido de que también puedo ganar la F3".

"Dicho esto, creo que este va a ser el año más difícil de toda mi carrera hasta el momento".

En estos momentos estás comenzando a colaborar con McLaren. ¿Qué se siente no solo al formar parte de una marca histórica, sino al ser piloto en este entorno?

"Sin duda, es un gran avance para hacer realidad mi sueño de competir en la Fórmula 1. Las instalaciones de McLaren son espectaculares. Voy a poder usar el mismo simulador y el mismo gimnasio que algunos de los mejores pilotos de la F1 de los últimos tiempos".

"El equipo también dispone de una gran cantidad de datos que son muy valiosos para mí, porque me puedo comparar con otros pilotos que han logrado triunfar. Así sabré qué nivel tengo que alcanzar para pilotar en la F1, de esta manera si se me presenta la oportunidad podré estar en forma y listo para dar el salto directamente".

Este año se ha modificado el premio MABA y en lugar de ganar una prueba en nuestro monoplaza de F1 al final de la temporada, se consigue un trabajo remunerado como piloto en nuestro simulador. ¿En qué va a consistir?

"Voy a trabajar con Oliver Turvey, que tiene una gran relación con todos aquí porque lleva formando parte del equipo McLaren varios años. Acabo de pasar mi primer día en el simulador y va a ser un proceso de aprendizaje; es decir, voy a tener que aprender lo que quieren de mí en lo que respecta a capacidades sobre datos técnicos".

"Para empezar, Oliver tomará la iniciativa, sin duda, porque es el que tiene más experiencia en el simulador y está acostumbrado a todos los coches, por lo que es la mejor opción para dirigir el desarrollo. Pero habrá ocasiones en las que él no esté aquí, ya que participa en la Fórmula E, por lo que tengo que lograr aprender al máximo para poder sustituirle en esos casos y que todo salga adelante aunque él no esté".

Por último, nos gustaría saber algo más sobre ti. ¿De dónde procede tu nombre de pila, de Star Wars?

"No, evidentemente, no. Mis padres dicen que simplemente se les ocurrió ese nombre. Pero la verdad es que me hacen mucho esa pregunta".

Fuente: McLaren.com