Los pilotos de Red Bull buscan venganza en Monte Carlo | Listos para Mónaco


Los pilotos de Red Bull están ansiosos por disputar el GP de Mónaco después de una carrera agridulce para el conjunto austríaco en Barcelona, en la que Daniel Ricciardo culminó tercero pero Max Verstappen, su compañero de equipo, abandonó en la primera vuelta.

El piloto del Red Bull #33, el joven neerlandés, espera compensar el desastre que protagonizó en el GP de Mónaco 2016. "No hay una vuelta de bajo riesgo en Mónaco, no si quieres ser rápido, porque hay que estar al límite. El incidente del año pasado fue muy desafortunado, pero no afectó mi confianza para esta pista, de hecho, simplemente me dio más ganas de hacerlo mejor este año y aprender de mis errores", explicó.

"La preparación para Mónaco es un poco 'diferente, sin duda es un poco más lenta a lo largo del fin de semana y es importante encontrar el límite con cuidado", especificó. "Con los nuevos coches, creo que la chicane de la piscina será el rincón más difícil este año", agregó.

El compañero de Verstappen, Daniel Ricciardo, también está buscando la venganza después de la carrera en Mónaco del año pasado, en la que comenzó desde la pole y luego perdió la victoria por una mala gestión en el pitstop. "El año pasado fue decepcionante para mí, ya que habíamos tenido sin duda la victoria en la mano", dijo Ricciardo.

"Soy lo suficientemente maduro como para superar la carrera del año pasado y estoy deseando correr en Monte Carlo para recuperar lo que perdí en 2016. No creo que podría haber ido más rápido en cuestión de mi pole. Personalmente yo sabía que había hecho una de las mejores vueltas que se han hecho", dijo el australiano, que es quinto en la clasificación de pilotos, dos puntos por delante de Verstappen.