Steiner cree que Haas ha callado a sus críticos


El jefe del equipo Haas, Guenther Steiner, cree que el rendimiento del VF17 en Australia, ha acallado algunas críticas y asegura que lo sucedido en la clasificación en Melbourne no fue casualidad.

Aunque ambos coches se retiraron de la carrera, Steiner describió a Haas como "cautelosamente optimista", mientras que "no tener velocidad sería mucho más difícil de arreglar que la fiabilidad".

Cuando se le preguntó acerca de las críticas por la asociación del equipo con Ferrari y Haas, Steiner respondió: "Siempre habrá quienes duden. Siempre se nos dirá que el próximo año será más difícil, y luego tenemos que probarlo de nuevo. Tienes que probarte a ti mismo cada año en la Fórmula 1. La sexta posición en la primera clasficiación del 2017, calmó un poco a nuestros críticos, pero regresaron, pero demostró que no tuvimos suerte el año pasado", explicó.

Steiner afirmó que durante la pretemporada, Ferrari había hecho un "gran paso" adelante con su unidad de potencia de 2016 y ahora ha ido más allá con sus elogios. "Con el motor, no hay sólo un área que es mejor, es el paquete entero que ha mejorado desde el año pasado", comentó Steiner.

"Ahora es tan competitivo como un motor de Mercedes, si no mejor. Ferrari ganó en Australia, pero todo el mundo se está desarrollando y tratando de mejorar.Siempre va a ser una carrera de desarrollo. Sin esa ayuda de Ferrari, no estaríamos donde estamos".

Steiner también habló de ganancias con el fabricante de chasis Dallara. "Acabamos de hacer lo que todos hacen, pero creo que hemos dado un paso más grande", dijo, cuando se le preguntó cómo Dallara incorporó lo que aprendió del año pasado. "Para nosotros y Dallara, la Fórmula 1 moderna fue nueva el año pasado. Hicimos algunos errores y fuimos un poco conservadores en algunas partes, pero aprendimos rápidamente. "Hemos hecho muchas cosas mejor que el año pasado", concluyó.

PREVIO A CHINA

Romain Grosjean busca la redención en la segunda ronda de la temporada en Shanghai, después de retirarse en Australia. "Shanghai es un circuito difícil porque es diferente de los otros. Tenemos que trabajar bien con los neumáticos delanteros, de lo contrario todo se vuelve muy difícil".

"Los adelantamientos no son imposibles y si el coche va bien en la calificación no hay problemas en la carrera", explicó el francés Haas.

El danés Kevin Magnussen, ha añadido: "Es bueno que el coche sea competitivo como habíamos esperado".

"Obviamente no hay garantía de que voy a ser competitivos de nuevo en la próxima carrera. Tenemos que trabajar duro para obtener el máximo e ir bien en China."