Raikkonen culpa a Ferrari por su resultado mediocre en China


Kimi Rakkonen, cree que pudo haber mejorado su resultado si le hubiesen permitido entrar a los pits cuando el lo vió oportuno, por el contrario, el retraso de su parada, le hizo culminar lejos del podio en Shanghái.

Räikkönen sufrió una carrera difícil en Shanghai, cayendo detrás de Daniel Ricciardo al principio, para luego ser superado por Max Verstappen y Sebastian Vettel, mientras luchaba detrás del australiano.

Mientras los pilotos de Red Bull se enfrentaban por segunda vez, Räikkönen se mantuvo inicialmente fuera de pista, mientras el finlandés cuestionaba el planteamiento, comentando: "¿Dónde vamos a terminar? ¡No tengo delantero [neumático] y quedan 20 vueltas por delante!".

Ferrari acabó enfrentando a Räikkönen, pero cayó 15 segundos por detrás de Ricciardo, después de haber estado un par de segundos por delante de su rival cuando el RB13 se lanzó al pit lane.

Räikkönen atrapó a la pareja de Red Bull en el transcurso de la última parte, acabando a dos segundos detrás de Ricciardo. "No fue una carrera muy fuerte", admitió Räikkönen. "El coche se sentía bien con los neumáticos nuevos, pero parecía que perdíamos el frente muy rápidamente y yo estaba luchando. En un lugar como [Shanghai] que es muy difícil. Siento que, incluso con eso, deberíamos haber tenido un resultado mejor: tal vez podríamos haber cambiado los neumáticos un poco antes. Siempre es fácil hablar después de la carrera, ahora tenemos que ver los datos y entender. Este resultado está lejos de ser ideal, pero esto es lo que tenemos. Espero que [en la] próxima carrera podamos mejorar las cosas", afirmó el finlandés.

Räikkönen ocupa el quinto lugar en el mundial de pilotos, habiendo acumulado 22 puntos en los dos primeros eventos.