Pascal Wehrlein agradece a los que le apoyaron mientras se recuperaba de su lesión


Pascal Wehrlein cree que él y Sauber "extrajeron el máximo" posible de su Gran Premio de Bahrein, terminando 11 º en su regreso a la Fórmula 1. Es por ello que el alemán dio gracias a todas las personas que lo apoyaron mientras se recuperaba de la lesión en su espalda.

Wehrlein, se clasificó en el puesto 13, pero retrocedió al principio, antes de ejecutar una estrategia de una sola parada, corriendo las últimas 45 vueltas con las gomas blandas..


"Así que el primer fin de semana está hecho, para ser honesto, no podría estar más feliz con el resultado", dijo. "Creo que hemos extraído el máximo de lo que era posible, la única vergüenza es que estábamos muy cerca de los puntos. Pero en general estoy muy contento con este fin de semana, el equipo hizo un gran trabajo también, y es muy buena base desde donde podemos ir ahora", explicó.

Su compañero de equipo, Marcus Ericsson, fue el único piloto en comenzar con los neumáticos blandos, pero cree que el momento del Safety Car comprometió su estrategia, antes de retirarse tarde debido a un fallo de la caja de cambios. "Fue una carrera decepcionante", comentó. "El comienzo fue bueno, yo era el único piloto con neumáticos blandos, pero pude seguir bastante bien la cola. La fase de Safety Car llegó en un mal momento para nosotros, así que decidimos quedarnos afuera. En el reinicio estaba octavo, pero los otros coches con neumáticos nuevos pudieron adelantarme. Después puse los neumáticos superblandos, los tiempos por vuelta parecían buenos, pero estaba demasiado lejos para alcanzar a los coches delante de mí", finalizó.