McLaren firma un doble abandono en Shanghái y cae último en el mundial de constructores


Triste, pero sobre todo doloroso, así ha descrito Fernando Alonso  a su abandono en un GP de China, en el que por segunda vez consecutiva, estaba haciendo milagros con un MCL32 deplorable, con carencia de potencia y fiabilidad.

Tras una largada espectacular, en la que pudo remontar hasta la sexta posición con la pista húmeda, el español tuvo que ir cediendo lugares a medida que el asfalto se secaba, luego, en sus vueltas finales, protagonizó un hermoso duelo con Carlos Sainz, en el que el madrileño lo adelanto en la curva 14, lamentablemente, menos de una vuelta después, el bicampeón del mundo tuvo que abandonar por problemas en la transmisión de su monoplaza.

"Empezamos desde la P13 en condiciones muy complicadas, y después de unas cuantas vueltas estábamos en sexta posición", dijo. "Fue una gran sorpresa y fue gracias a un increíble par de vueltas. Esperaba que esas difíciles condiciones continuaran mientras otros coches iban girando aquí y allá, y maximizamos nuestras oportunidades cuando estábamos adelantando gratis en algunos momentos", explicó.

"Pero entonces, cuando la pista empezó a secarse, empezamos a perder un poco de terreno, aunque todavía podíamos sostener la P7 durante algún tiempo. Hoy hemos probado una vez más lo hambrientos que estamos de conseguir un buen resultado, pero desafortunadamente todavía no somos lo suficientemente fuertes para terminar las carreras", ha lamentado.

"La falta de pruebas de invierno significa que estamos pagando un gran precio ahora, pero esperemos que podamos mejorar rápidamente", argumentó.

Su compañero de equipo, Stoffel Vandoorne, tampoco logró alcanzar la bandera a cuadros, con el belga sufriendo un problema de combustible después de una pérdida de potencia. "Es una lástima que ni Stoffel ni yo pudiéramos llegar al final hoy, y especialmente doloroso porque estaba en los puntos, pero todo lo que podemos hacer es aprender nuestras lecciones y ser un poco mejor en Bahrein", añadió Alonso.

El doble retiro de McLaren significa que ha caído al último lugar en el Campeonato de Constructores.