El aprendizaje de las carreras | Artículo de opinión


Las carreras, aquella cosa caprichosa que acelera nuestros corazones, aquel no se qué que convierte a los pilotos en héroes, o villanos, aquella cosa milagrosa que le da sentido a nuestras vidas, muchas veces da esperanza, y otras tantas acaba con ella. Lo cierto es que en las carreras, como en la vida, solo se le garantiza el éxito a todo aquel que aprende con el paso del tiempo, que aprovecha cada error, cada paso por curva para ser un competidor cada vez más fuerte, en eso consiste a vida, y de eso trata la F1.

¿Lo sabes todo sobre tu carrera por el hecho de contar con un título universitario, o un montón de postgrados? ¿Crees que los sabes todo sobre un libro solo porque lo has leído cientos de veces? Siempre hay algo más que aprender, cuando hablamos de conocimiento, nada es absoluto, todo es relativo, y ni hablar de la experiencia, aquella abstracción que tanto buscamos y que tan mal usamos [la mayoría de las veces]. Y en la F1, como en todos los aspectos de la vida, esto se repite, una y otra vez.

El equipo Mercedes ha dominado a placer los últimos 3 mundiales de F1, de los cuales, dos ganó Lewis Hamilton y uno Nico Rosberg. Asimismo, han ganado 51 de las 59 carreras disputadas entre el 2014 y 2016, pero no por eso es correcto decir que lo saben todo, que son los amos y señores eternos de las pistas; una de las particularidades de ser tan dominador, es que juegas contra ti mismo, durante estas 3 últmas temporadas, los pilotos de las flechas plateadas solo se han tenido a sí mismos como los rivales aspirantes al título mundial, mientras que los demás se han tenido que conformar con las migajas, aunque se han enriquecido con luchas más dinámicas que involucran a más contendientes.

En Australia, la primera cita de la temporada 2017, se vio a un equipo Mercedes vacilante a la hora de escoger la estrategia correcta para Lewis Hamilton, hasta ese momento, solo habían tenido que lidiar con la estrategia de 2 pilotos que competían entre sí, sin la intervención de otro conductor de otro equipo, esos dos pilotos eran del equipo Mercedes, y, evidentemente, el conjunto alemán tenía a la mano todos los datos y la información necesaria para jugar con las estrategias, algo que, para esta temporada, con la aparición de Sebastian Vettel, piloto del equipo Ferrari como aspirante al título mundial, cambia totalmente.

Luchar entre sí no es lo mismo que luchar contra un rival igual de fuerte que tu, sobre todo cuando ese adversario tiene 10 años sin ganar un mundial de pilotos y 9 sin llevarse el de constructores, el hambre de triunfos de los italianos es abrumadora, y eso también es algo con lo que las flechas de plata tienen que lidiar. Todos vimos el error de Mercedes en Australia, Hamilton entró demasiado pronto para tratar de protegerse de un posible undercut de Vettel, pero salió con tráfico por delante, lo que ralentizó su ritmo mientras que Vettel, con la pista despejada y a la cabeza de la carrera, voló para entrar y salir de los pits en el primer lugar.
Tras 3 años dominando ambos campeonatos, tras haber ganado 51 carreras y con aproximadamente 60 personas pensando en la mejor estrategia antes y durante la carrera, es difícil pensar que el equipo plateado se ha dormido en los laureles en esta área, pero el hecho es que la falta de lucha con otro equipo de igual fortaleza, les ha hecho inexpertos, y como pregunté antes, ¿Lo sabes todo sobre tu carrera por el hecho de contar con un título universitario, o un montón de postgrados? En el caso de la F1, aunque no hablemos de títulos académicos, la respuesta, al igual que en la pregunta original, es NO.

Pero ¿que experiencia le quedó al equipo Mercedes después de aquella primera carrera del año? Por lo visto en China, el equipo alemán ganó de milagro, Lewis Hamilton tuvo una carrera cómoda, incluso, logró su tercer Gran Chelem, y para hacerlo debes dominar aplastantemente el Gran Premio desde el sábado, pero citamos a la diosa fortuna por la estrategia extraña que eligió el conjunto con sede en Brackley.

Tras la salida del Virtual Safety Car [VSC], provocado por el accidente de Lance Stroll en la primera vuelta, y con una pista húmeda pero que se secaba rápidamente, la mayoría de los equipos decidieron entrar a boxes para quitar los neumáticos intermedios y colocar los superblandos, Sebastian Vettel lo hizo pero ninguno de los pilotos del equipo Mercedes copiaron ese acto; por lo que, al retirarse el VSC, es poco probable que sus gomas intermedias [más susceptibles al sobrecalentamiento], no duraran ni cinco vueltas debido a la rápida desaparición de humedad del aslfato, mientras esto ocurría, lo más seguro hubiese sido que ambos Ferrari, liderados por Vettel, se hubiesen acercado peligrosamente a los Mercedes, para adelantarlos cuando estos hicieran sus respectivas paradas.
En defensa de Mercedes, podemos pensar que ellos intentaban alargar la vida de las gomas intermedias para hacer una detención mas tardía, y así tener las gomas slicks con mayor rendimiento que las de Ferrari, pero esto obligaría a los Mercedes a hacer un adelantamiento en pista, y recordemos 2 cosas: 1) El rendimiento del SF70-H de Ferrari y el del W08 de Mercedes son muy similares, por lo que diferencia de velocidad no hubiese sido tan dramática como para facilitar un posible adelantamiento en pista. 2) Este año, con las nuevas reglas, adelantar es una auténtica pesadilla, el mismo Hamilton lo vivió en Australia, cuando se vió obligado a perseguir casi eternamente a Max Verstappen, quien iba mucho más lento con su RB13.

Pero esta teoría se cae antes de ponerse en práctica, ya que Sebastian Vettel llegó a estar a 22 segundos de Hamilton, y si tomamos en cuenta que la distancia necesaria para entrar y salir de los pits es de 23 segundos, se puede decir que el alemán tenía la posición ganada, Hamilton debía entrar más pronto que tarde, y en conclusión, Mercedes se había vuelto a equivocar, esta vez con ambos pilotos.

Pero la diosa fortuna sonrió al conjunto plateado, Giovinazzi chocó en plena recta de meta por segunda vez en el mismo fin de semana, el Safety Car [SC] salió a pista y ambos Mercedes aprovecharon para entrar a boxes y cambiar sus gomas; y dado que el resto de pilotos se vieron obligados a ralentizar sus ritmos, Lewis Hamilton pudo hacer su detención, poniendo las gomas superblandas y mantuvo el primer lugar cómodamente, eso mismo hizo el equipo Red Bull, lo que hizo que Ferrari, que ya había parado, quedara por detrás de Daniel Ricciardo, quien para colmo, tenía problemas de agarre en el tren delantero de su RB13, la mala suerte cayó sobre el equipo italiano.

Pero los errores de Mercedes no acaban ahí, Valtteri Bottas fue llamado al mismo tiempo que Lewis Hamilton, el finlandés se vio obligado a esperar mientras atendían al inglés, lo que hizo que perdiera tiempo, provocando su descenso hasta la quinta posición, su posterior caída a la duodécima casilla fue por otro motivo.

Lo ideal hubiese sido que dividieran sus estrategias, con la aparición del VSC hubiesen mandado a entrar a uno de sus pilotos, mientras probaban el comportamiento de los superblandos y al mismo tiempo, en caso de salir por delante de ambos Ferrari, hubiesen podido controlarlos mientras que el otro retrasaba su detención en la punta; inexplicablemente decidieron alargar la parada de ambos pilotos mientras los coches rojos remontaban rápidamente, pero por suerte para ellos, el SC salió y les facilitó la defensa de la primera posición.

3 años dominando, más de 50 carreras ganadas en 3 temporadas y un staff de ingenieros brillante ¿y estas son sus estrategias? Sin lugar a dudas, la falta de lucha real con otros rivales les ha 'ablandado', pero no hay nada que el conocimiento no pueda moldear, y a medida que pasan las carreras, el equipo Mercedes se hará más fuerte, al menos desde el punto de vista estratégico.

Por otro lado, el equipo Ferrari se ha visto envuelto en cientos de luchas y ha tenido que plantearse miles de escenarios con estrategias diferentes en los últimos 3 años, están muy curtidos en esta área, pero deportivamente parece que pecan por inocentes.

Después de las primeras paradas, Daniel Ricciardo hacía de tapón, detrás suyo estaba Kimi Raikkonen, y más atrás, Sebastian Vettel. Sabiendo cuál es el piloto principal [por lo visto en Australia y en lo que iba del GP de China], lo más lógico hubiese sido que le hubiesen ordenado a Kimi dejar pasar a Seb, el alemán perdió una ingente cantidad de tiempo hasta que pudo adelantar a su compañero de equipo, y luego, rápida, espectacular y limpiamente [aunque con toque incluido], logró quitarse de encima a Ricciardo. Si Ferrari hubiese tomado una decisión temprana respecto a ese 'ridículo duelo fraticida', seguramente Vettel hubiese adelantado muy rápidamente al del Red Bull y hubiese contado con más tiempo y menos desgaste en sus gomas para dar caza a Hamilton, de este modo, probablemente hubiesemos tenido un final de Gran Premio épico entre el #1 de Mercedes y el #1 de Ferrari.

Con la experiencia del GP de China, seguramente ambos equipos han aprendido, la experiencia es un complemento de la inteligencia, y cuando la lucha por el título es tan cerrada como la de este año, ignorarla es la condena a la derrota.

Incluso, desde el invierno, el equipo Ferrari, señalado por poseer una estructura obsoleta y llamado a mudarse a inglaterra, tuvo que llamar a un personaje no italiano para poner algo de orden, recordemos que los de Maranello tiende a ser muy nacionalista, al menos con su personal técnico, por ello, tampoco se han querido mudar a Inglaterra, donde podrían contar con un mejor desarrollo del coche.
Pero para el 2017, Mattia Binotto, un suizo, ha sido el responsable de elevar al Cavallino Rampante a otro nivel, al menos así lo cree Niki Lauda, presidente honorífico de Mercedes y tricampeón mundial de F1: "La figura clave es Binotto, sin duda. Por lo menos, es lo que aparenta desde fuera ¿Consideras que Binotto es italiano? En realidad es suizo y eso se nota. Ferrari trabaja ahora porque hay un suizo que organiza a los italianos, haciendo que funcionen, pero dejándolos libres para expresar su imaginación e ideas", ha añadido en declaraciones recogidas por el diario La Repubblica.

¿Apredieron de la experiencia? No lo sabemos, tal vez Binotto solo fue una solución a la salida de James Allison, a quien se le atribuye el éxito que está teniendo el SF70-H; pero lo que es seguro es que en estas dos primeras carreras, Ferrari ha contado con una organización superior a la que tuvo en 2016, y en general, tomando o no tomando en cuenta el fichaje de Binotto, podemos decir que la experiencia y el aprendizaje con el paso de las carreras, ha hecho de Ferrari el equipo que es hoy día, un conjunto fuerte capaz de luchar codo a codo con Mercedes, y seguramente, también les veamos pisando con mayor solidez en las carreras que están por venir. El apredizaje es parte fundamental de la vida y es lo que te hace más fuerte en la F1.