Alonso culmina 13 en la clasificación en Shanghái


Con una máquina con un nivel de competitividad deplorable, el piloto español pudo llevar más allá del límite al MCL32 para posicionarlo 13, sin lugar a dudas un resultado mediocre, pero sorprendente dada las carencias del motor Honda que lamentablemente usa McLaren.

Alonso y su compañero de equipo, Stoffel Vandoorne, terminaron en la 17ª y 19ª posición durante la práctica final, en una pista de Shanghai donde McLaren temía "exponer" las debilidades de su MCL32.

El motor Honda que monta McLaren en su coche actual, es uno de los peores motores que la F1 ha visto en los últimos años, por lo que, dadas las largas rectas del circuito de Shanghái, se esperaba una actuación deplorable de McLaren en la pista asiática. "Realmente empujamos al máximo", dijo Alonso. "En la calificación, hice una vuelta llena de bloqueos, no me importaba mucho arriesgarme por encima del límite. Todo salió bien, cruzé la línea y dije: 'Wow, esta vuelta es buena', y yo estaba P10. La P13 en Q2 creo que es una gran sorpresa para nosotros, con las expectativas que teníamos antes de la calificación. Necesitamos capitalizar este resultado mañana y esperamos traer algunos puntos", dijo esperanzado.

Alonso admite que probablemente necesitará lluvia para anotar puntos. "Creo que en condiciones normales es poco probable que podamos obtener algunos puntos", dijo. "Una carrera caótica nos ayudaría mañana, hemos corrido un par de veces aquí en mojado, así que debemos usar esas experiencias para aprovechar cualquier oportunidad", afirmó el español.