Vettel doblega a las flechas plateadas en Australia: "Estamos aquí para luchar"


Tras un inicio de carrera muy reñido, en el que tanto Vettel como Hamilton disputaron la primera posición en las primeras de cambio, el alemán supo mantener el ritmo del inglés y pudo aguantar más que su rival más cercano antes de cambiar las gomas, lo que le dio la victoria en Albert Park.

La mayo brecha que pudo abrir Hamilton entre él y Vettel fue de segundo y medio, el de Ferrari demostró el gran rendimiento del SF70-H, presionando a mas no poder al piloto británico. En la vuelta 17, Hamilton entró a pits debido a la excesiva degradación de sus gomas, Vettel pudo aguantar cinco vueltas más sin entrar mientras que el de Mercedes quedó atrapado detrás del Red Bull de Verstappen, la suerte estaba echada.


Cuando Vettel hizo su detención, pudo salir por delante de Hamilton y Verstappen, los 3 se encontraron en la curva 1, pero el alemán pudo mantener la punta de la carrera. Así lo cuenta el primer ganador de esta temporada, quien, en medio de la emoción, afirma estar en la luna. "Hay un largo, largo camino por delante, pero por ahora estamos sobre la luna", dijo. "Estamos contentos, ha sido un invierno duro. Fue una carrera increíble, al principio no estaba completamente contento, estaba un poco nervioso y tenía problemas con el balance", añadió.

"Lewis era un poquito mejor, entonces tuve que cuidarme de Valtteri [Bottas] en la curva 1, pero tuve una salida decente. Entonces yo estaba manteniendo la presión para asegurarme de que recibieron el mensaje, 'Estamos aquí, estamos aquí para luchar'. Obviamente tuve un poco de suerte cuando Lewis salió en el tráfico, pero yo pude quedarme afuera más tiempo. Los neumáticos todavía estaban bien, todavía trabajando", dijo.

Vettel, aprovechó para destacar el gran trabajo hecho por Pirelli con los nuevos neumáticos. "Podrías presionar mucho más, normalmente, el año pasado, tras el primer par de vueltas los neumáticos se desplomaban", dijo.

"Ahora, los neumáticos todavía están degradandose un poco, pero puedes seguir empujando, puede mantener el frenado en el mismo punto. El coche estaba gritando, 'más, más, más', y con los neumáticos más duros no había casi ninguna degradación.. Así que es muy divertido, especialmente a través de las curvas más rápidas, podría seguir para siempre, fue una gran carrera, lo disfruté mucho", concluyó el líder del mundial.

Vettel logró su victoria número 43 en su historial dentro de la F1, el alemán no ganaba desde el GP de Singapur 2015, y no lideraba el mundial desde el 2013. Por otro lado, es primera vez que Ferrari lidera el campeonato en la era híbrida.