Verstappen considera que la ventaja de Mercedes se basa solo en el motor


Max Verstappen se muestra confiado por el buen funcionamiento del chasis del RB13 de Red Bull, aunque admite que el conjunto alemán del equipo Mercedes, cuenta con cierta ventaja gracias a la potencia extra de la que disfrutan.

El joven holandés vio positiva la jornada de pruebas sobre pista húmeda en Barcelona, en la que se ha clasificado en 2da posición, solo por detrás de Kimi Raikkonen, "Siempre viene bien hacer tandas con la pista húmeda durante la primera semana de test. Está claro que las condiciones no eran las ideales, con el sol brillando mientras la pista estaba mojada, pero al menos tenemos una primera idea de cómo son los neumáticos de lluvia de Pirelli. Lo más importante para nosotros a lo largo de toda la semana ha sido acumular kilómetros, asegurándonos de que todas las piezas del coche funcionaban correctamente. En general todo se ha portado bastante bien, me parece que Mercedes puede contar con ventaja respecto a nosotros en términos de potencia al comienzo de la temporada, pero les daremos alcance progresivamente. Estoy seguro de que el monoplaza cambiará enormemente antes de que lleguemos a Melbourne, como pasará con todos los equipos", explicó.

Guillaume Rocquelin, Ingeniero Jefe de Carrera de Red Bull, también considera las pruebas sobre pista mojada como "interesantes", pese que la simulación no era perfecta: "A pesar de que no creo que nadie piense que las condiciones de la pista hoy eran perfectas, ya que ciertas partes del circuito estaban mojadas y otras estaban secas, ha sido una prueba interesante. Estamos todo el tiempo descubriendo cosas nuevas acerca de los neumáticos y la manera en la que interactúan con el coche: meterlos en temperatura, los niveles de degradación, etc. Definitivamente hemos aprendido cosas de las que no nos habríamos percatado sin dorar en estas circunstancias. Como el resto de equipos, dedicamos casi toda la mañana a los neumáticos de lluvia, mientras que a la tarde tuvimos la oportunidad de seguir trabajando con los de seco, algo bastante útil.

Decidimos no salir cuando la pista estaba mojada ya que no merecía mucho la pena, sobre todo por el temor a que el problema que tuvimos ayer con los escapes se repitiera, aunque no fue el caso. En general ha sido una buena semana. Es cierto que hemos tenido varios problemas que nos han impedido rodar, pero lo fundamental funciona: el control del coche va bien, el equilibrio lo tenemos controlado, y los pilotos sienten que el coche trabaja adecuadamente. Contamos con una buena base para comenzar las simulaciones de carrera que tenemos pensadas para la semana que viene, pensando en el mejor reglaje para el monoplaza. Ahora el RB13 volverá a la fábrica para trabajar duro en él", concluyó.