Toro Rosso mete a sus dos pilotos en el top 10 en la clasificación del GP de Australia



Carlos Sainz lidera el dúo de Toro Rosso dentro del to diez tras la primera jornada clasificatoria del año en el circuito de Albert Park, en Australia; el español afirma sentirse aliviado tras haber conseguido el resultado deseado, y confirmar el bien ritmo del STR-12

El poder superar con cierta facilidad a Daniil Kvyat (tendencia dada desde que el ruso volvió a Toro Rosso en 2016), y gracias al accidente de Daniel Ricciardo en la Q3, el español pudo culminar 8°, tras haber "perdido la confianza" en la conducción de su coche. "Podemos decir que es un buen día, pero no perfecto", explicó Sainz Jr. después de la sesión. "Comenzamos a clasificarnos muy lejos gracias a problemas con el equilibrio y no entendíamos por qué, carecíamos de mucha estabilidad en el coche y no me daba mucha confianza", añadió.

"Así que tuve que reiniciar un poco la confianza e ir poco a poco en lugar de empujar desde el principio, no fue el comienzo perfecto, pero terminó bastante bien para que pueda estar muy contento con eso".

"Fue muy ajustado, como era de esperar, estaba aún más preocupado cuando vi que no estaba más cómodo con el coche y que estaba haciendo mucho esfuerzo para poder volver al ritmo en que estábamos ayer", comentó.

"Ayer la vuelta rápida venía muy fácilmente, hoy, con todo mi esfuerzo fue muy difícil ir rápido. Yo estaba luchando en ese momento por la Q1 y Q2, de repente todo en la Q3 llegó un poco mejor, pero todavía no era tan perfecto como ayer", expuso el ibérico.


Kvyat, comenzará la carrera en novena posición, el ruso se aprovechó del accidente de Daniel Ricciardo para remontar una plaza dentro del top 10. "Hemos tenido un desempeño consistente durante todo el fin de semana", dijo. "Es muy bueno, casi impecable, muy bien hecho para el equipo, hoy hemos maximizado nuestro potencial y hemos conseguido lo que merecemos", sentenció.