Según Massa, la F1 no puede quedarse sin un brasileño | Presentación de su casco


Massa es uno de esos pilotos que siempre está, aunque diga que no estará. Tras debutar en el 2002 en el equipo Sauber, el brasileño demostró su talento en pista para ser fichado por Ferrari, luchar hasta el final por el mundial del 2008, para luego, en 2014, recalar en las filas de su equipo actual, pero su contrato vigente, no pudo alcanzarlo sin antes anunciar su retiro a finales del 2016, dicha jubilación se vió interrumpida por la salida de Bottas del equipo, eso fue lo que motivó a Claire Williams, jefa adjunta del equipo, a realizar aquella sorpresiva llamada telefónica al paulista.

Así, el brasileño reconoce que fue toda una sorpresa recibir la llamada de Claire Williams para que interrumpiese su retirada y volver, inmediatamente, a Williams para la temporada 2017, lo que derivó en una sencilla negociación que terminó con el regreso de Felipe a la escuadra británica.

"Todo ha cambiado desde que hablamos por última vez (risas), o diciéndolo mejor: nada ha cambiado para mí. Corrí la última carrera de 2016 y competiré en la primera de 2017. Han sido semanas muy locas. Estaba disfrutando de mi momento de retirada, por no fue más que un momento hasta que Nico decidió parar. Después tuve una llamada de Claire Williams, sobre el 12 de diciembre. Fue el lunes después de la fiesta de navidad cuando dije adiós a todo el mundo en la fábrica, también a ella, y después recibí un SMS preguntándome si estaba listo para dejar mi retirada. Estaba muy sorprendido y le escribí: 'Quizás necesitemos hablar'. Y así lo hicimos. Hablamos un par de veces por teléfono pero después le dije: "Escucha, creo que es mejor que lo discutamos en persona’. Me fui a Inglaterra y nos encontramos donde me reuní por primera vez con Frank Williams para discutir mi contrato con Williams. Fue en el hotel de la terminal 5 de aeropuerto. Fue como un extraño deja vu. Tuvimos una larga conversación, pero sin firmar porque había ciertas cosas que todavía debían ser tratadas, como el fichaje de Valtteri con Mercedes. Pero como todo el mundo pude ver, ¡aquí estoy de nuevo!", ha señalado.

"Tuve una despedida muy emocionante en Brasil. Nunca había visto una despedida tan emocionante para cualquier otro piloto por parte de sus fans. Estará para siempre en mi corazón y no podrá repetirse. Por lo que este año, diré simplemente adiós a todo el mundo, ya que tuve ese momento tan especial el pasado año", ha reconocido.

Así, reconoce que uno de los factores que le llevaron a regresar fue la necesidad personal de no dejar a la parrilla sin un piloto brasileño; un país con una larga tradición dentro de la máxima disciplina del automovilismo.

"Estaba contento con mi decisión de marcharme. Era el momento adecuado, ya que siempre quise estar en la F1 como profesional, no solo participando. Tuve la oportunidad. A veces las cosas pasan por alguna razón: quizás mi tiempo en la F1 todavía no haya terminado. Desde luego una de las razones fue la de no dejar a la parrilla sin un piloto brasileño. Primero está tu decisión personal, pero después este tipo de cosas te ayudan a topar esa decisión", ha explicado.

"Comencé a entrenar con un nuevo entrenador e, inmediatamente, comencé a trabajar intensamente cada día. Estoy trabajando y entrenando más que nunca; tengo 35 años, por lo que quizás tenga que entrenar incluso más. Pero cuando decides volver, tienes que hacerlo de manera adecuada".

"Cuando tomé la decisión de mi retirada, tomé muy poco de interés por estos nuevos monoplazas. Pero aquí estoy, he vuelto a la fábrica, tratando de entender las diferencias con los coches de años anteriores e intentando reducir la diferencia que tenía en términos de conocimientos sobre las nuevas reglas. Es un reto aprender todo eso rápido. Estos coches me recuerdan un poco a cuando empecé en F1, pero son más anchos que nunca, así como los neumáticos. Quizás la carga aerodinámica sea parecida a la que teníamos antes, entre 2004 y 2008, por lo que es una cierta ventaja para mí para aprender más rápido que otros. ¡Veremos! Veo que es un momento importante para el equipo y es un momento para que yo esté involucrado. Quizás podamos volver a los resultado de 2015. Es una gran tarea, pero espero que podamos hacer un gran trabajo este año", ha comentado.

Por otro lado, cree que su excompañero, Valtteri Bottas, tendrá una gran oportunidad de demostrar su talento en un equipo puntero como Mercedes, aunque reconoce que Lewis Hamilton no es el mejor compañero de batalla. "Valtteri ha tenido su oportunidad, sin duda. Hará un buen trabajo. Creo que está listo para tener una oportunidad en un equipo puntero y lo que haga dependerá de él. Lewis no es el compañero de equipo más fácil, pero Valtteri es finés, eso ayudará", bromea el brasileño.
Igualmente, el de Sao Paulo recuerda que no ha vuelto para estar de vacaciones, sino que espera ser competitivo y ponerle las cosas difíciles a sus rivales.

"Hay una gran cambio en la F1, en cuanto a las reglas, la estructura organizativa… y estoy feliz por ser parte de estos tiempos tan interesantes. Pero por encima de todo ello, quiero ser competitivo", ha concluido.

PRESENTACIÓN DEL CASCO PARA EL 2017

El brasileño ha presentado formalmente su casco en las redes sociales: