Ricciardo culmina décimo en la clasificación después de chocar en la Q3


La curva 14, aquella que parece ser una guillotina para la mayoría de los pilotos en esta nueva F1, fue la que sentenció prematuramente la jornada clasificatoria de Daniel Ricciardo, el australiano chocó en ese lugar cuando comenzaba a disputar la tercera y última tanda clasificatoria de su GP de casa.

Pero la tensión no acabó cuando el piloto salió del coche mostrando estar ileso, al parecer, puede que el equipo tenga que sustituir la caja de cambios por los daños del choque, lo que puede retrasarlo 5 posiciones en la parrilla de salida.

"Estoy físicamente bien, pero emocionalmente obviamente un poco decepcionado!" Dijo Ricciardo. "Por lo menos no ocurrió en la Q1. Voy a tratar de tener un poco de perspectiva sobre esto. Hemos hecho progresos, en la Q2 hicimos un gran paso adelante, en la Q1 no fui muy competitivo. Parecía que habíamos encontrado algo, pero la vuelta en la Q3 fue un poco desordenada y la curva 14 me atrapó, me sorprendió. Sólo entré y la parte trasera se fue", declaró.

Max Verstappen, se clasificó quinto con el otra Red Bull, pero admite que el equipo está muy por detrás de los rivales Mercedes y Ferrari, y predice una carrera "solitaria" el domingo. "Por supuesto que no es lo suficientemente bueno", dijo a Sky Sports.

"Lo vi después de las pruebas de invierno, era lo mejor que podíamos hacer. El equilibrio es el problema, cuando cambiamos algo, surge problemas en otra área. No es tener el ritmo, todavía estamos con mucho potencial, pero el problema es en términos de nivel de agarre. Creo que no somos iguales en comparación con Ferrari y Mercedes todavía", añadió.

"No tenemos el ritmo para desafiar a los Ferraris y al Mercedes, soy realista, probablemente será una carrera muy solitaria, porque detrás de mí también hay un gran vacío", concluyó.