Mercedes, Ferrari y Honda introducirán mejoras significativas en sus motores para Australia


La F1 del 2017 está en pleno desarrollo, la pretemporada ha llegado a su ecuador, y los equipos ya han comenzado a estrenar mejoras o a preparar las del futuro, es decir, la "guerra armamentista" ha iniciado, y 3 de los motoristas de la F1 actual ya han anunciado el lanzamiento de sus próximas actualizaciones.

Las flechas plateadas, afirman que introducirán mejoras en la unidad de potencia del W08 para la primera cita del mundial, ellos, junto a los de Ferrari, son los que gozan de las máquinas más fiables en esta nueva era de la F1, hasta ahora.

Si todo marcha de acuerdo al plan, se prevé que la ganancia de los nuevos componentes que pretende introducir Mercedee, se traduzca en una mejora de hasta dos segundos en el tiempo por vuelta. La vuelta más rápida de la primera semana de test fue un 1’19”7, firmado por Valtteri Bottas con neumáticos ultrablandos.

Pero los rivales de los campeones no se quedan de brazos cruzados, en Maranello, la sede del equipo Ferrari, trabajan dia y noche para mejorar el motor lo antes posible, y esperan que éste les aporte un incremento de potencia y una reducción del consumo. Incluye un concepto novedoso para el inyector; aunque la unidad de potencia todavía no tiene una fecha clara de introducción.

Por último, Honda, quien ha sido la gran decepción de la pretemporada, también espera solventar sus problemas de fiabilidad con la entrega de un motor nuevo para Australia, el cual será probado en la última semana de test. "Nos gustaría introducir la última versión del motor y probarla lo antes posible. Cada vez que tenemos un motor, cambiamos alguna cosa. Así que la semana que viene tendremos otro. Tenemos que probar el motor de las carreras", comentaba Yusuke Hasegawa en una entrevista con SoyMotor.com.