McLaren exige a Honda una solución rápida a los problemas del motor


El conjunto británico con sede en Woking, ha solicitado formal y explícitamente, una reacción rápida y contundente por parte de su socio, el fabricante japonés, Honda, para buscar una solución definitiva al asunto de la unidad de potencia, que lleva 3 años siendo el dolor de cabeza del equipo.

Honda ha demostrado ser un desastre, no han podido dar con una solución que ponga sus motores al nivel de los propulsores rivales, la marca asiática, con sus errores, ha reducido el nivel de competitividad de McLaren, además, la cultura que la directiva de Honda impone en la compañía, hace que los de McLaren, poco puedan hacer en pro del mejoramiento del motor, lo que ralentiza el trabajo.

Una de las consecuencias del fracaso del trabajo de Honda, aparte de la pérdida de tiempo, dinero y del mundial, es la pérdida de uno de los mejores pilotos de la parrilla, el español Fernando Alonso, quien tras haber salido de Ferrari, recaló en McLaren, creyendo en un proyecto ambicioso que ahora mismo es un infierno para sus aspiraciones.

El jefe del equipo McLaren, desea que el español continúe en el equipo para el 2018, en toda entrevista donde es preguntado por el español, el directivo solo puede alabarlo, con la esperanza de que, pese a los problemas del equipo, no abandone la formación británica. "Es increíble la manera con la que se ha preparado para esta temporada. Me impresionó. Después de muchos años en la Fórmula 1, se puede esperar que diga: 'De acuerdo. Me tomo la vida de forma más relajada'. Pero no. Se centra siempre. Es un ejemplo y una inspiración para muchos pilotos", comentó un Boullier que es consciente de que el bicampeón mundial pueda sentirse triste después de dos años buscando el camino de las victorias con McLaren.

"Después de seis meses en McLaren-Honda todo el mundo dijo que sería un desastre... Pero estamos en el tercer año y él (Alonso) todavía está aquí. Es normal que no esté feliz, porque para ello tendría que luchar para ganar. Ahora no estamos en posición de ofrecerle esa posibilidad y no puedo decir qué haremos mañana. Pero nos toca a nosotros devolver a McLaren-Honda el nivel que se merece por su historia", aseguró.

Desde McLaren exigen una reacción inmediata al fabricante japonés, y un mínimo nivel de garantías para afrontar la temporada: "Hay conversaciones en curso. El tema está en la agenda. Todos estamos decepcionados por estos primeros test, porque no pudimos correr lo que queríamos. No sé cómo los japoneses nos van a dar las garantías que les pedimos. Pero es absolutamente necesario que se avance de manera significativa", finalizó Boullier.