La nueva F1 puede caerle muy bien a Vettel y Raikkonen | Ferrari parece ser la referencia


¿Ha llegado la hora de Ferrari? Con la prohibición de las suspensiones de Red Bull y Mercedes y el gran ritmo que el SF70-H mostró en la pretemporada, todo parece indicar que el equipo con sede en Maranello es la referencia en la F1 moderna, pero apartándonos un poco del área mecánica, nos encontramos con el factor humano, algo que, pese a la dependencia de los coches y de la tecnología de punta que se maneja en la F1, también cuenta, y mucho.

Al inicio de la era híbrida en la F1, nos encontramos con que 2 de los 3 mejores pilotos del momento, Sebastian Vettel (campeón en 2013, el año anterior al estreno de los motores turbo), y Kimi Raikkonen (tercer lugar con Lotus en 2913), tuvieron una caída brutal en sus rendimientos, el finlandés cambió de equipo, fue a Ferrari para acompañar a Fernando Alonso, el español casi triplica en puntaje al nórdico, dejándolo muy mal parado después de su increíble actuación en 2013. Por otra parte, Sebastian Vettel tuvo un 2014 aún peor, el alemán no cambió de equipo, Daniel Ricciardo debutó ese año en Red Bull logrando 3 victorias contra cero del tetracampeón, superandolo fácilmente en la clasificación general de pilotos, pero ¿qué pasó con estos campeones?

La respuesta puede residir en la manejabilidad totalmente diferente de los coches turboalimentados, Jacques Villeneuve lo decía antes del comienzo de aquella temporada: "Vettel está acostumbrado que todo vaya sobre rieles". Una de las características de los motores nuevos es la mayor violencia a la hora de entregar la potencia, lo que obliga a los pilotos a ser más dóciles con el pie y el sobreviraje tiende a ser mayor; muchos se adaptaron con facilidad pero los pilotos que actualmente ocupan la nómina de Ferrari no lo pudieron hacer.

Llegamos al 2015 y Vettel se mudó a Maranello, Alonso se marchó al infierno, al equipo McLaren-Honda, dejando en Ferrari, a los pilotos que más sintieron el cambio de normativa en 2014, y de esta pareja, el más rápido fue el alemán, superando a Raikkonen en 2015 y por muy poco en 2016.

Para el 2017 las normas cambian, la aerodinámica cobra más importancia, los coches son más estables y más rápidos en las curvas, así que parte de los problemas de balance que generaban los motores turboalimentados con una carga aerodinámica inferior, han desaparecido, siendo un factor a favor de Vettel y Raikkonen, casualmente este "regalo" ha llegado cuando Ferrari parece haber dado un salto de rendimiento.

Christian Klien, cree que este año veremos un renacer de Kimi Raikkonen, quien no lo hizo mal en 2016 y hasta la parte final de mundial estaba ganando a Vettel en los puntos. Desde soymotor.com hemos recogido las siguientes declaraciones. "Creo que los coches nuevos le vienen muy bien, Bottas será inexpresivo contra Hamilton en el primer año", ha opinado en declaraciones para el diario austriaco Krone.

Por su parte, Jacques Villeneuve, también ha expresado su opinión en la víspera del inicio de una nueva era en la F1. "Kimi conduce como habla, tranquilo, controlado y centrado sólo en lo que es importante. Puede que sea un poco más lento que Vettel, pero siempre va a sacar todo del coche", ha expresado Villeneuve en declaraciones para la publicación alemana Auto Bild.

¿Será el inicio de la era de Ferrari? Solo nos toca espera hasta el fin de la primera parte de la temporada para ver que tan roja, plateada o azul pintará esta campaña.