Kevin Magnussen se sincera y asegura que Haas es como su verdadera familia




El piloto danés, Kevin Magnussen, se estrenará en las filas del equipo americano, Haas. Hasta el año pasado, el joven del dorsal #20, compitió para el equipo Renault, y pese al apoyo que le dió la casa francesa, el nórdico considera haber encontrado una nueva familia en el seno de su nueva escudería.

Magnussen, solo cuenta con 24 años de edad, sin embargo, ha competido para marcas reconocidas, entre las que podemos mencionar a McLaren, cuando debutó en el GP de Australia del 2014, lo hizo por lo alto consiguiendo el 2° lugar en la carrera siendo superado únicamente por el Mercedes de Nico Rosberg. Sin embargo, su nivel de competitividad disminuyó con el paso de la temporada, fue superaro por su compañero de equipo, Jenson Button, hasta verse desplazado al puesto de tercer piloto gracias al ingreso de Fernando Alonso al conjunto británico, luego, gracias al avance de Stoffel Vandoorne, Kevin tuvo que irse de McLaren para caer en los brazos de Renault, matrimonio que duraría solo un año, hasta finales del 2016.

En una entrevista recogida del portal GPUpdate.com, Kevin Magnussen nos explica todas sus sensacion en su nuevo equipo.

Primero McLaren, luego Renault y ahora Haas, todo en pocos años. "Ha sido una experiencia muy buena en Haas hasta ahora", sonríe Magnussen. "Tengo muchas ganas de continuar, de llegar a un final de carrera completo con el equipo, ha sido un verdadero placer estar aquí. "Es, el equipo más pequeño de la F1, pero en realidad están ofreciendo mucho en todos los aspectos. Todo el mundo en Haas está masivamente motivado, pero estamos en una situación en la que tenemos socios, como Dallara (chasis) y Ferrari (motor / suministro de piezas), que también están muy, muy motivados", agregó.

Kevin, aprovechó para matizar las diferencias entre Haas, McLaren y Renault. "¡Hay una clara diferencia en Haas! Este equipo, porque es mucho más pequeño, no he tardado tanto en continuar con el trabajo y conocer a todos, siento que ya sé los nombres de todos. Nunca llegué a ese punto durante mi tiempo en McLaren o en Renault, pero hay mucho sentimiento familiar aquí porque es tan pequeño e intenso, íntimo en cierto modo", destacó.

Magnussen dice que este "sentimiento de familia" resulta en un entorno de fábrica mucho más positivo, con el personal trabajando colectivamente y empujando unos a otros a nuevos niveles. "Es una cosa natural en la Fórmula 1, que incluso dentro de los equipos hay mucha competencia entre la gente; los ingenieros, los diseñadores y esas cosas. Son competitivos entre sí, lo que no hace una buena atmósfera o espíritu. En Haas, están trabajando juntos no unos contra otros, no luchando por el trabajo de los demás, todos se sienten presionados pero no se sienten amenazados", matizó.

En la nueva casa de Magnussen, Gene Haas es el dueño, mientras que Guenther Steiner es el jefe del equipo. "Ayuda mucho que sepas a quién dirigirte con algunos problemas. Es muy nuevo y no hemos trabajado juntos por mucho tiempo, pero cuando haya algún problema, sabes que Guenther estará allí, el problema será resuelto y seguirás adelante. Creo que será más fácil [tratar con él] porque tenemos una estructura de gestión pequeña y una visión, no son tres o cuatro visiones diferentes, por lo que es saludable".

Sobre su primer contacto con VF-17, el coche de Haas para la temporada 2017 de F1, Magnussen fue claro. "Mi primer sentimiento en el coche fue muy bueno. Creo que todo el mundo está muy impresionado con sus coches porque las regulaciones se han movido y hecho los coches más rápido, pero estamos contentos con el progreso que hemos hecho. Tenemos que seguir avanzando y mejorar el coche, pero, por el momento, sabemos en qué dirección queremos entrar y sabemos dónde podemos avanzar. Ha sido positivo y vamos en una buena dirección".

Magnussen, valora positivamente el cambio de reglamento, y se muestra entusiasmado por el gran rendimiento mostrado por los coches hasta ahora. "Si usted es un verdadero fanático del automovilismo, le gustará esto", argumenta. "Esto es lo que quieren los fanáticos del automovilismo: queremos coches rápidos, un rendimiento impresionante y no algún tipo de espectáculo falso que puedes poner en la televisión. Sería bueno hacer algo con esas narices raras, pero no me importa las aletas de tiburón, creo que se ven muy bien, ¡siempre y cuando sea rápido!"

Respecto a la posible escaeses de adelantamientos, MAgnussen no ha dado mucha importancia, afirmando que es preferible la calidad ante la cantidad. "En términos de carreras tal vez habrá menos adelantamientos, pero creo que la calidad de la carrera será mejor, ya que cuando tengamos algún combate será difícil", dijo para concluir la entrevista.