James Allison admite la velocidad superior del SF70-H de Ferrari


James Allison, quien trabajó para Ferrari entre 2013 y 2016 para luego aterrizar en Mercedes, ha felicitado al conjunto italiano por la contundente victoria en Australia, admitiendo que los de Maranello tienen un monoplaza "muy rápido".

Tras la polémica entrada a boxes de Hamilton en la vuelta 17 de la carrera en Melbourne, el inglés se vio atrapado por el tráfico, específicamente por el Red Bull de Max Verstappen, perdiendo toda opción a triunfo mientras que Sebastian Vettel se desprendía en la punta con aire limpio por delante.

Allison, que comenzó oficialmente su trabajo en Mercedes durante las pruebas de pretemporada en Barcelona, ​​elogió a Ferrari por sus esfuerzos y ha pronosticado una estrecha batalla por el título a lo largo de la campaña. "Si no estaba claro después de la calificación, entonces está claro ahora [después de la carrera] que esto va a ser una temporada de márgenes muy pequeños", dijo Allison.

"Agradecemos a Ferrari, tuvieron un coche muy rápido y no fuimos lo suficientemente buenos para seguir con ellos. No vamos a entrar en pánico, es la primera carrera de una temporada larga y hemos marcado algunos puntos muy buenos con ambos coches. Estaremos decididos a asegurarnos de que esos pequeños márgenes se salgan de nuestro camino la próxima vez", afirmó.

El jefe de Mercedes Toto Wolff admitió directamente después de la carrera que Ferrari simplemente "tuvo el paquete más fuerte" el domingo por la tarde, hablando de su capacidad de seguir a otros coches más fácilmente. "Nos pusieron bajo presión desde al principio y así perdimos", dijo.

"Tuvimos la sensación de que los neumáticos no eran duraderos, y estábamos preocupados por la posibilidad de que se venciera [Vettel], así que decidimos lanzar a Lewis con todos los riesgos. Sabíamos que volveríamos detrás de [Kimi] Räikkönen y [Max] Verstappen, y eso es lo que pasó, y ellos [Ferrari] jugaron muy bien. Pierdes mucho agarre de neumático y downforce cuando usted está siguiendo [a otros coches], y Ferrari era el del el paquete más fuerte [en la carrera] porque podían seguirnos sin dificultad", comentó el austríaco.