Zak Brown explica las espectativas de McLaren de cara al 2017: "Solo hace falta paciencia"


El jefe del equipo inglés, tras la presentación del flamante MCL32, ha explicado que esperan recortar la brecha con sus rivales y culminar el año en una posición ventajosa de cara al 2018, pese al entusiasmo de la presentación del primer McLaren de la nueva era, Brown admite que estan frustrados por no ganar, pero sabe que es una cuestión de tiempo para volver a lo m´´as alto.

En el 2016, el conjunto británico fue 6° en la clasificación general de constructores, no pudieron lograr ni una victoria, ni un podio, apenás una vuelta rápida en el GP de Italia. "Estamos frustrados por no ganar, pero sólo nos hace falta un poco de paciencia. No he perdido nada de motivación, y quiero que este año ya se nos respete", dijo.

Pone sus esperanzas en el trabajo realizado por Honda este invierno. “Han cambiado por completo el diseño; el de los años anteriores ya no podía luchar con los mejores, y todos los ingredientes están ahí para tener un buen año”, declaró. El cambio ha sido de más del noventa por ciento. Está claro que cualquier cambio reglamentario es un riesgo, y eso también nos afecta a nosotros, pero queremos encabezar una nueva dirección para tener más potencial de desarrollo”, explicó el máximo responsable de la marca japonesa, quien también suscribió la cautela de Zak Brawn en cuanto a su aspiración al título. “No queremos prometer nada, pero vamos a reducir la distancia".

Desde la cúpula deportiva de McLaren aguardan expectantes al inicio de los test sobre el Circuit de Barcelona-Catalunya, cuando empezarán a registrar los primeros datos sobre el potencial del MCL32. Eric Boullier anunció recientemente su desconfianza con el progreso de Honda tras negar que su motor esté "listo para ganar carreras", aunque en sus declaraciones de ayer defendió la cooperación con el fabricante para avanzar juntos hacia la batalla por resultados competitivos. "La comunicación entre ambos es muy estrecha; tenemos videconferencias de forma asidua, y hay muchos técnicos de Honda trabajando ahora en Inglaterra", explicó.

En este sentido, Boullier reiteró que los malos resultados de 2015 y 2016 no ocultan el acierto de McLaren por emprender un camino alternativo hacia la batalla por el Campeonato. "Necesitas trabajar con un fabricante para ser campeón del mundo; nunca vas a ganar el título siendo cliente de Mercedes. Sabíamos que nos costaría mucho ponernos al día con Honda. Como equipo nos hemos convertido en una estructura más ágil, pero también debes fijar objetivos realistas; aquí las cosas no cambian de la noche a la mañana", apuntó.

La importancia que ofrece el nuevo reglamento a la aerodinámica pondrá a prueba la credibilidad de McLaren después de exhibir ciertas debilidades en el plano del chasis desde la temporada 2013. La mejora paulatina de Honda llegó a alumbrar las carencias del MP4-31 en algunos puntos del pasado año, pero Boullier espera que su reciente fortaleza en curvas lentas se convierta en una ventaja esencial bajo las nuevas normas. "Nuestro anterior coche era rápido en curvas, pero lento en rectas. Y esto será muy importante en el coche de 2017. En base a este trabajo, hemos aprendido muchas cosas que serán ahora más efectivas", destacó con optimismo.

Al margen del plano mecánico, la puesta en escena de McLaren sirvió para que la prensa internacional cuestionara el éxito de sus intentos por aumentar el número de patrocinadores. El hecho de que los logos de Chandon fueran los únicos destacados en la vestimenta de los pilotos alimentó los rumores sobre la debilidad financiera del equipo, una realidad que Boullier asume sin caer en el pesimismo. "No tenemos los mismos medios que Mercedes o Red Bull, pero somos ágiles y utilizamos nuestros medios de forma eficiente. No consiste en tener muchos patrocinios en el coche, sino en cuánto te pagan y cómo lo aprovechas".

Comentarios gracias a Soymotor.com