Vandoorne afirma sentirse confiado y cómodo con el MCL32


Stoffel Vandoorne reconoce que en lo poco que pudo probar el MCL32 al límite, el coche le trasnmitió confianza y seguridad; lamentablemente, antes de culminar la jornada matinal, el motor Honda de su monoplaza dijo basta y tuvieron que cambiarlo por el que Alonso tenía ayer, aunque operando a bajas velocidades.

El belga ve un gran potencial en el MCL32, chasis muy elaborado, cuyo mejoramiento en pista ha sido lastrado por las dificultades técnicas que presenta el motor Honda

"Primero de todo creo que fue positivo volver al volante después de cuatro meses. La primera sensación fue buena, de inmediato me sentí confiado en el coche y muy cómodo. Creo que esa es una primera señal muy positiva. Cuando debutas en un nuevo coche, con nuevas reglas y te sientes confiado inmediatamente, es un buen comienzo", afirmó el belga.

"Desafortunadamente tuvimos una pérdida de potencia del motor en la mañana después de dos vueltas. Aún estamos investigando cuales han sido los fallos exactos. Es una pena que no pudiéramos hacer más vueltas, obviamente esperábamos hacer más, estos dos últimos días han sido difíciles para el equipo. Esta noche analizaremos qué fue mal y esperamos volver mañana con un coche fiable".

"Este fue mi primer día de test y Alonso no pudo hacer muchas vueltas ayer; y mañana y pasado serán días importantes para nosotros, así que intentaremos sacar el máximo del coche en cada vuelta, intentaré dar el máximo de información en cada vuelta, será mi primera temporada en Fórmula 1 y cada vuelta que hago es una experiencia valiosa para mí. Ojalá pudiéramos haber hecho más vueltas, pero trabajaremos duro durante la noche como un equipo e intentaremos volver más fuertes".

Preguntado sobre cómo se siente el equipo tras un comienzo complicado por tercer año consecutivo, el piloto belga defendió al personal de Woking y afirmó que hacen todo lo posible para solucionar los problemas. "Creo que todo el mundo está concentrado. Solo es el segundo día de test, quizá no es el comienzo que esperábamos, obviamente esperábamos hacer más vueltas ayer y hoy".

"Pero somos un equipo profesional, trabajamos muy duro para solucionar los problemas que hemos sufrido y sí, aún quedan seis días, lo cual no es mucho, pero tenemos que sacar el máximo de cada vuelta en pista y por el momento el equipo trabaja duro para solucionar los problemas y asegurarnos de que tenemos mejores días. Aún es muy, muy pronto. Pero como dije, la primera sensación con el coche fue bastante positiva en términos de empujar, de ser capaz de pilotar el coche, eso fue positivo. Pero en términos de rendimiento, aún es muy pronto para decirlo. Tuvimos dos días difíciles, con poco kilometraje y muchos tests de comprobaciones, así que necesitamos tener un día normal, decente y con muchas vueltas para entender completamente qué tenemos a nivel de paquete en el coche", concluyó.