Según James Key, el STR12 representa un cambio de filosofía


El reputado ingeniero de Toro Rosso, explica el motivo del diseño innovador y radical del STR12, admitiendo que han cambiado su concepción base, para fabricar un monoplaza a la altura de rivales como Force India o Williams, además, con el enorme talento que atesoran sus pilotos, el británico no tiene duda de que será una campaña de muchos éxitos.

Para hacerlo, tuvieron que comenzar desde cero, dejando atrás el diseño del 2016. "No hemos adaptado nada del 2016, sino que ha sido un borrón y cuenta nueva. Va a ser interesante ver qué ocurre, porque al empezar este proyecto nos preguntábamos las claves para hacer un buen coche en 2017. No conocemos aún los neumáticos y la aerodinámica ha cambiado mucho, especialmente en cuanto a gestionar ciertas áreas del coche donde no existe una filosofía continuista respecto a los últimos años, así que debemos empezar de cero. ¿Qué hace que un coche sea bueno aerodinámicamente y mecánicamente en 2017? Es la pregunta del millón. Debes basar tus decisiones en cuánto potencial de desarrollo existe, y de ahí fijar objetivos que sean buenos", explica.

Con la introducción del motor Renault, los de Faenza esperan que los problemas de potencia se queden en el pasado. "Ha sido frustrante, porque los chicos encargados de la aerodinámica hacían un gran trabajo con el chasis", explica Key. "Con la gran mejora que vimos de Renault el pasado año y el enfoque distinto que tienen ahora, ojalá sea el mejor motor que utilicemos en toda la era híbrida. Por fin tendremos algo que es mucho más competitivo", explicó.

La permanencia de ambos pilotos para esta campaña, ha sido un factor clave a la hora de diseñar el coche desde cero. "La continuidad es algo realmente importante cuando cambias de reglamento. ¡Imagínate si tuviéramos dos debutantes en el coche de 2017! No tendríamos ningún punto de referencia", imagina. "Todo parece ir de manera positiva en la unidad de potencia y con los pilotos, lo cual deja únicamente el chasis como incógnita. Siempre nos marcamos objetivos ambiciosos, y en años anteriores hemos tendido a empujar al máximo en el inicio de la temporada antes de ver qué podíamos hacer y a qué aspirábamos", añade.

"Las nuevas reglas ofrecen mucho más rendimiento, así que tendremos una batalla de desarrollo durante todo el año. Nuestra lista de mejoras es más alta de lo normal, porque nos hemos dejado muchas posibilidades sueltas. Sospecho que será un año muy intenso", ha finalizado.