Los pilotos de Red Bull esperan luchar por el título en 2017


Mucho se ha dicho esta semana sobre el rendimiento de todos los coches, de entre los equipos topes, Red Bull es el único que falta por presentar el RB13, el monoplaza con el que, según Daniel Ricciardo y Mac Verstappen, lucharán por el título mundial en 2017.

Ambos pilotos, ambas estrellas del conjunto con sede en Milton Keynes, tienen plena confianza en que su equipo puede estar a la par de las flechas plateadas y retarlos en la lucha por el título mundial, la confección de un excelente chasis parece ser la prioridad en esta nueva era de la F1, y la escudería austríaca siempre ha destacado en esa área.

Por otra parte, aún queda la espectativa del motor Renault, ya que, como dijo Helmut Marko, asesor deportivo del conjunto de la bebida energética, solo con el chasis no se puede ganar.

Sin embargo, tanto Ricciardo como Verstappen, tienen plena confianza en el equipo y esperan luchar por las victorias en cada GP desde Australia.

El holandés es el primero en dar su opinión: "Tendremos que hablar en pista; mi objetivo es estar nuevamente al mejor nivel, y si es así, espero estar en octubre o noviembre en la pugna por el título y verlo como un objetivo real”, explica Ricciardo en declaraciones a la web oficial de Red Bull. Verstappen, quien ya avisó a Mercedes sobre la fortaleza del nuevo coche, espera que el cambio en las reglas juegue en su favor para dar el salto definitivo a la lucha por las victorias. “Primero quiero ver qué tan competitivos somos y luego seré más preciso en mis objetivos. Siempre quieres ganar carreras, pero para eso necesitas tener el material adecuado”, destaca.

"Creo que será muy exigente para el cuello, ya que rodaremos entre 20 y 30 kilómetros/hora más rápidos en curvas. Hemos tenido que entrarnos mucho para ello; ojalá sea suficiente, pero en las dos semanas de test nos sentiremos algo más débiles. Puedes entrenar lo que quieras, pero una vez que nos subamos al coche, tendremos dolor en el cuello. Habrá que lidiar con ello, pero creo que iremos bien el resto de la temporada. No sé si los Grandes Premios serán más intensos y emocionantes. Lo veremos en los próximos meses", apunta. "Ojalá consiga mezclar un poco la parrilla, algo que siempre es bueno para la Fórmula 1 en general, pero especialmente para nosotros. Espero que haya carreras más apretadas y menos degradación cuando ruedas detrás de otro coche para poder empujar durante unas vueltas más", destaca Verstappen.

La posibilidad de que ambos pilotos se enfrasquen en una intensa rivalidad por el título inquieta a los máximos dirigentes de Red Bull, si bien las posiciones iniciales dentro del box son pacíficas. "Me gusta tener a un buen compañero, porque me permite desarrollarme al máximo. Creo que es bueno para el equipo que nos presionemos el uno al otro", dice Verstappen, al hilo con la visión de su compañero. "Tener a alguien que puedas ganar con facilidad es agradable, pero te desarrollas más con un piloto a la altura. El pasado año nos empujábamos mucho, y espero que en 2017 sigamos así y nos afiancemos como dos grandes pilotos", confiesa Ricciardo.