En Ferrari restan importancia a la fuga de cerebros


La salida de James Allison puede significar un revés para la escudería con sede en Maranello, los italianos han perdido una gran cantidad de talentos en los últimos años, y eso puede afectar su desempeño de cara al 2017; sin embargo, el máximo representante del fabricante italiano, aseguró que no hay ningún problema con el equipo rojo.

"Desde agosto, nuestra forma de trabajar ha cambiado. Ahora estamos invirtiendo nuestro dinero y recursos en las áreas adecuadas, es cierto que hemos perdido a algunos ingenieros que no queríamos perder, pero eso va a suceder en todos los equipos", asegura Marchionne para Auto Bild.

Por otro lado, la marcha de Allison podría haber abierto las puertas de Maranello a un gran ingeniero como Paddy Lowe cuando se desvinculó de Mercedes, pero Marchionne está convencido de que poseen el personal adecuado. "Estamos lo suficientemente bien equipados para no requerir un superhéroe que resuelva todos nuestros problemas", agrega el italiano.