El parlamento europeo investiga la compra de la F1 por parte de Liberty Media


La FIA, organo rector de la F1, tenía el 1% de las acciones de la F1, gracias a ello, recibieron dinero de Liberty Media para concretar la compra de la F1, no obstante, ante las autoridades europeas, no han dado suficiente información sobre dicha transacción, y ahora Anneliese Dodds, quiere más detalles al respecto.

La FIA, como ente regulador, no puede recibir dinero relacionado con ninguna de sus categorías a menos que sea por motivo de alguna sanción, y con la compra de la F1 por parte de Liberty Media, se ha visto obligada a recibir capital a cambio del 1% de las acciones que estaban en su poder. Pese a que emitieron un comunicado de la compra al parlamento europeo, este no ha quedado satisfecho y pide más información.

Dodds, expresa su preocupación por medio de una carta abierta a la FIA:

"Aprecio el intento de la FIA de aclarar su postura al respecto, pero agradecería una respuesta más detallada sobre la razón de aceptar esos pagos", escribe Dodds. "Estoy convencida que una aclaración más transparente sobre las preocupaciones del Parlamento Europeo en este aspecto ayudarán a apaciguar as dudas en los aficionados del deporte".

Según Soymotor.com, Dodds ha descrito las dudas que le generan varias cifras de pagos tras la aparición del Grupo de Estrategia -5 millones de dólares de comisión según Dodds- y la compra del 1% de acciones de la F1 valoradas en 458.197,34 dólares, que posteriormente les ha supuesto un ingreso de 80 millones de dólares.

"Como ministra europea que trabaja e investiga de cerca el sector financiero, si viese que la Financial Conduct Authority (una de las organizaciones en relación con el gobierno británico para regular los negocios) tuviese un 1% de acciones en Barclays, sería un escándalo", prosigue Dodds. "Cualquier decisión de la FCA afectaría indirectamente a Barclays, cambiando el precio de sus acciones y provocando una ganancia a partir de esa inversión. No entiendo como esta preocupación se puede considerar maliciosa, y creo que –la FIA– debería tratar este tema con más seriedad, tal y como hace el Parlamento Europeo".

"Con esta carta y mediante la investigación propuesta articulo la preocupación de mis votantes del sudeste del país, los negocios que están localizados en esa zona y los trabajadores altamente cualificados que pierden sus trabajos por lo que entienden como errores sin importancia de una industria y un deporte tan querido. El mes pasado, Manor Racing fue el último equipo de la zona que represento que quebró de forma oficial. Es mi trabajo preguntar los motivos de estos sucesos como representante electa que soy", concluye Dodds.