El jefe del equipo Haas valora la experiencia en los test de Barcelona


El director del equipo Haas, Guenther Steiner, dijo que la mayor experiencia de la escuadra, ayudó a su progreso, a pesar de un puñado de problemas en la jornada inaugural de pruebas en España.

Kevin Magnussen, hizo debutar el VF-17, pero algunos problemas, incluyendo los relacionados con la electrónica y el sensor del acelerador, lo restringieron a sólo 51 vueltas.

El funcionamiento de Magnussen, también fue interrumpido cuando él bloqueó sus frenos en la aproximación a la curva 10, golpeando la pared, dañando su ala delantera en el proceso.

A pesar de los contratiempos, Steiner fue alentado por la eficiencia con la que Haas fue capaz de abordar los problemas. "Son cosas pequeñas, pero hasta que las encuentres y las arreglas, pasa una hora y eso duele", dijo Steiner.

"Pero se obtiene que en el primer día no somos perfectos aún, no somos Mercedes o Ferrari, hay un largo camino por recorrer para llegar a ser como ellos. Pero en comparación con el año pasado, cuando tuvimos un problema el año pasado nos tomó mucho tiempo averiguar cuál era, y cómo solucionarlo", aseguró.

"La gente ahora sabe más o menos [cuando hay] un problema, y donde vamos a arreglarlo, por lo que estamos mucho mejor preparados".

Magnussen también se deleitó en su primera experiencia con la maquinaria más rápida de la Fórmula 1, ya que terminó cuarto más rápido, cortesía de una explosión tardía de velocidad en los neumáticos blandos.

"Estábamos planeando tener más vueltas, pero también esperamos tener algunos problemas, así que creo que en conjunto, tuvimos algunos problemas con los sensores, y cosas que nos impidieron correr hoy, pero nada es preocupante", dijo.

"Excepto por esas pequeñas cosas, el coche funcionaba bien, podía hacer pruebas y recoger datos sobre algunas cosas que probamos, será interesante continuar trabajando y hacer un poco más de configuración y trabajo de rendimiento", afirmó.

"Tengo algunas vueltas en las que podría empujar el coche un poco. Yo no estaba en el modo máximo, pero ya se siente bien y es el tiempo de vuelta más rápido que he hecho en Barcelona, ​​así que es una buena experiencia!".