Crecen las dudas sobre la legalidad de la suspensión del RB13


La FIA quiere poner fin a las especulaciones sobre la legalidad de la suspensión de los coches de Mercedes y Red Bull que desde principios de Enero, ha sido un tema polémico, y que a mitad de la primera semana de los test de pretemporada, sigue dando de qué hablar.

Cualquier sistema de suspensión que beneficie la aerodinámica del coche no es permitido, en baso a ello, el órgano rector, ha especificado varios puntos en los que se basarán para detectar dichas irregularidades.

1. Cualquier sistema que cambie su comportamiento como respuesta de las aceleraciones del coche en cualquier dirección -incluidas la vertical y lateral- no se permitirá.

2. No puede haber conexión entre la función de altura de la suspensión y los frenos o el volante del coche.

3. No puede haber un control de altura en lugar de reacción de altura.

4. El almacenamiento de la energía de cualquier modo para emplearla después no se permitirá. Hay almacenamiento de energía en cualquier amortiguador, válvula o neumático, almacenarla como un amortiguador hidráulico podría hacerlo no se permitirá.

5. No puede haber conexión directa entre la fuerza vertical y los elementos de rodaje de la suspensión.

Christian Horner, se sigue mostrando frío y confiado respecto al tema de las suspensiones, asegurando la completa legalidad de dicho sistema. "La FIA parece que está contenta con la forma en la que hemos interpretado las reglas. Si alguien tiene problemas con eso, tienen derecho a protestar. Sólo podemos seguir el consejo que recibimos del cuerpo de gobierno. Todos los comentarios que hemos recibido son: sin problemas", ha expuesto Horner.