Carlos Sainz quiere seguir manteniendo el duelo con Alonso en pista


El piloto español del equipo Toro Rosso, tuvo una temporada 2016 plagada de intensas luchas con su compatriota, el aturiano Fernando Alonso; el bicampeón es la referencia en la pista para Sainz, y es por ello que el del dorsal #55, espera mantener la lucha "amistosa" con el que fue su héroe de la infancia.

Todo depende del rendimiento del MCL32 y del STR12, en caso de que ambos pilotos encuentren dispariedades en el ritmo de sus monoplazas, no podrán deleitarnos con duelos como el del GP de Estados Unidos, en el que Alonso adelantó a Sainz en la parte final de la carrera.

"El coche es agresivo y parece una mejora en relación al año pasado, que era exactamente lo que queríamos. El que de verdad sabe es James Key, yo solo puedo decir que me gusta mucho y es de los que más me gusta de la parrilla, ahora hay que ver si funciona”, ha explicado en la presentación. No he probado el (nuevo) motor (Renault) todavía, pero parece que puede ser un paso hacia adelante que si lo demás también lo hacen no sirve de nada. Hay que analizar los test y ver si realmente ha mejorado lo que parece y a partir de allí habrá que luchar con algo más potente que el año pasado”, explicó.

"No espero nada todavía de 2017. Soy positivo pero hasta la primera carrera no tengo ni idea de dónde estamos y no me gusta ponerme objetivos por ponerlos. Prefiero hacer los test, llegar a la primera carrera, ver dónde estamos ¡y a partir de allí ponernos objetivos!”

"No lo sé (si podrá luchar contra Alonso en pista). La teoría dice que tal y cómo estuvimos el año pasado podríamos estar luchando con él. Ojalá. McLaren ha dado un paso adelante según parece, pero prefiero no crearme expectativas e ir poco a poco y estoy convencido de que esta nueva reglamentación me a gusta y me va a ir bien", ha dicho.

"Ha sido una pretemporada muy intensa, desde que acabó 2016 hemos preparado este año, pero en ese sentido estoy coinfiado y sé que más no podía hacer, así que mañana probaré el coche y a ver cuán cómodo me siento. Parece mentira que mis mejores dos carreras en F1 hayan venido en mi circuito local, lo cual dice mucho cuánto ayuda correr aquí. Que los test sean aquí es un placer y esta es como mi segunda casa", ha concluido.