Alonso es cauteloso de cara al 2017 aunque admite estar "mejor que nunca"


El piloto español Fernando Alonso, 2 veces campeón mundial de F1 y actual miembro activo del equipo McLaren Honda, ha dado su opinión sobre el porvenir en la próxima temporada de F1, el ovetense no da nada por sentado ya que ni siquiera sabe el aspecto de su coche y mucho menos de el de sus rivales.

Por otra parte, con el cambio de reglamento, la exigencia física de los pilotos será mayor, sin embargo, el de Asturias afirma estar en la mejor posible y listo para afrontar su temporada número 16 en la categoría reina del deporte a motor.

Así ha reaccionado, cuando se le preguntó si espera ganar alguna carrera este año. "¿Victorias? Creo que debemos que ser cautelosos. He leído que Zak Brown (el nuevo jefe de McLaren) dijo que este año será difícil ganar, bueno... ¿quién sabe? Sigo siendo positivo. Estoy mejor que nunca, me estoy preparando como nunca antes y voy a ir por él. Quién sabe lo que realmente sucederá, lo voy a hacer todo", afirma Alonso.

"Debemos tener cuidado porque en las últimas carreras del año pasado estábamos un segundo o un segundo y medio por detrás de los Mercedes. Es una brecha brutal y debemos ser cautelosos. Veremos el resultado al final. Es demasiado pronto para hacer predicciones", reflexiona Fernando.

"Red Bull se adaptará bien a las nuevas reglas, pero tendremos que ver cómo nos adaptamos nosotros. Todavía no lo sabemos. La Fórmula 1 siempre hay algo de desconocimiento sobre lo que pueda pasar, pero este año es aún mayor ese sentimiento", finaliza el asturiano.

Fernando Alonso ha mostrado una transformación bastante evidente en lo físico. Su cuello ya ha regresado al volumen de las épocas más duras de los motores V10, donde el paso por curva y las fuerzas G obligaban a trabajar de forma intensiva toda la zona cervical hasta hacer aumentar los trapecios de forma masiva.

Fabrizio Borra, uno de los preparadores de Alonso, ha señalado que Fernando "lleva un plan similar al que hacía cuando debutó en la Fórmula 1, porque cuando él se inició en la carreras los coches eran más exigentes físicamente, incluso más de lo que vamos a ver en el 2017" y añadió: "Este año, con los coches más veloces, la preparación física cambia mucho para los pilotos más jóvenes pero no tanto para los veteranos".