Ross Brawn trata de fomentar politicas para ayudar a los equipos más modestos


Ross Brawn quiere dar un giro de 180° a la F1 actual, apoyando la ayuda a los equipos mas humildes de la parrilla y así crear una "F1 saludable", el británico tiene un cargo deportivo de relevancia dentro de la gobernancia de la FIA, por lo que su palabra, ahora tiene mayor peso dentro del deporte a motor.

Liberty Media completó la ya anunciada adquisición de la Fórmula 1 el lunes, nombrando a Brawn como Managing Director (Deportivo), bajo el mandato del nuevo CEO, Chase Carey.

En 2016, solo 10 de los 11 equipos recibieron un premio económico y tras terminar en onceava posición, Manor, entró en administración concursal, aunque hay negociaciones en marcha para poder optar a un acuerdo in extremis.

En declaraciones a Sky Sports, Brawn dijo: "Tenemos que encontrar soluciones con las que los equipos modestos puedan sostenerse y poner en aprietos a los demás equipos de Fórmula 1.

"En estos momentos es un gran desafío para ellos, es un desafío demasiado grande.

"En el futuro tenemos que encontrar maneras de tener una Fórmula 1 saludable del primer al último equipo.

"Quizás [tengamos que encontrar] formas de asegurarnos que esos equipos modestos se conviertan en un elemento atractivo y con valor de la Fórmula 1, no solamente en pista sino como negocios."

Sin embargo, Brawn también dijo: "Tenemos un contrato con los equipos hasta 2020, así que no habrán cambios sustanciales antes, a menos que todos los equipos estén de acuerdo."

Brawn quiso remarcar la importancia del largo plazo.

"A veces tienes un problema que quieres arreglar de cualquier manera, pero demasiado a menudo hemos hecho cambios que no han tenido el efecto que deberían haber tenido," comentó.

"Queremos intentar evitarlo [ese tipo de situaciones] en el futuro.

"Hay varias iniciativas que podemos tener en cuenta y tengo ideas acerca de qué podrían ser.

"Todavía no estoy preparado para compartirlas con todo el mundo, pero quiere compartirlas con los equipos y con la FIA y empezar a desarrollar y evolucionar un plan para los tres a cinco años próximos en la Fórmula 1.

"[Quiero que podamos] mirar atrás en tres o cinco años y decir que ahora estamos claramente más adelante de donde estábamos en cuanto al interés en el deporte y en la manera que interactúa con los aficionados."