Conclusión de Pirelli tras las pruebas de los neumáticos para el 2017


La Fórmula 1 introducirá un reglamento técnico nuevo en 2017, centrado en la modificación de la aerodinámica y en neumáticos mucho más anchos. GPUpdate.net ha hablado con el Director de Motorsport de Pirelli, Paul Hembery, de como afectarán estos cambios.

Para la nueva temporada, Pirelli, está fabricando neumáticos que son un 25% más anchos que los usados durante 2016, los delanteros pasarán de 245 a 305 mm, mientras que los traseros pasarán de 325 a 405 mm.

Pirelli probó 96 prototipos a lo largo de los 24 días de test que realizó con coches del 2015 modificados pertenecientes a Mercedes, Red Bull y Ferrari, alcanzando la cifra de 12148 km, equivalentes a una distancia de casi 40 Grandes Premios.

Presentaron la gama de neumáticos del 2017 durante el Gran Premio de Abu Dabi que clausuraba la temporada 2016.

¿Qué tal fue la experiencia de mostrar la nueva gama de neumáticos al final del año pasado?

Es un cambio, un cambio muy visible. Hacemos neumáticos redondos y negros, como todo el mundo sabe, pero podemos hacer un montón de cambios y ni siquiera nadie puede percibirlos. A pesar de esto, por primera vez, hay una diferencia muy notable y dramática. Tengo que decir, que cuando la gente los ve, junto con el cambio del diseño del coche para la temporada que viene, creo que estarán muy satisfechos con el aspecto, sin lugar a dudas, de la nueva generación de monoplazas de Fórmula 1.

No hay duda que hubo una gran reacción por parte de los aficionados al ver las fotos...
Sí, eso es lo que todo el mundo nos ha dicho. Incluso cuando los pusimos en los coches de prueba, con los que hemos hecho los test, ya parecen bien. Te permite darte cuenta que los neumáticos eran un poco pequeños, quizás, e impacta positivamente, pienso, y eso es enriquecedor.

Mucha gente dijo que ahora parecen auténticos coches de competición, con vuestros neumáticos...
Pienso que cuando ves los paquetes aerodinámicos y el diseño que resulta, los coches van a parecer bajos, anchos e idóneos. Por supuesto, que tengan un aspecto agradable es una cosa, pero tenemos que asegurarnos que rindan adecuadamente, hemos tenido que hacer que los neumáticos trabajen bien. Los hemos probado en los coches de prueba, y ha sido fantástico, pero les faltaba quizás un 20% del downforce que tendrán al final.
Por supuesto tenemos muchas ganas de saber como serán los coches actuales comparados con los datos de los simuladores que se han aportado. ¿Serán como muestran los datos?. ¿Serán peores?. ¿Serán mejores?. Ese es nuestro siguiente e interesante paso, comprender como se las han ingeniado los equipos y todos sus grandes ingenieros para desafiarnos.

Cual fue el mayor desafío que os habéis encontrado al hacer test con los coches de prueba (del 2015 con modificaciones)?

El mayor problema es no disponer de un coche [actual] para hacer los test. Tenemos que dar las gracias a los tres equipos (Mercedes, Red Bull y Ferrari) que nos facilitaron sus coches; se han gastado un montón de dinero, y sin eso no podríamos tener el cambio para la próxima temporada. Pero el trabajo global... puedes crear un modelo para verificar tu diseño global, pero lo haces en buena parte basándote en un método de confirmación. Creas un modelo, que necesitas poder verificarlo en pista, y esa es la parte que no hemos podido hacer. Conceptualmente, sabemos que estamos en la dirección correcta, sin ninguna duda. Hemos podido ver menos degradación y menos sensibilidad térmica. Probablemente necesitemos un poco más de calentamiento para los neumáticos. Al haber mayor huella, por supuesto, distribuyes el calor un poco mejor, así que eso reduce el estrés en el compuesto. ¿Pero seremos demasiado conservadores?. ¿Se alcanzarán los objetivos?. ¿Tendremos la huella que calculábamos que tendríamos?. Trabajamos con cierta carga, así que sino tenemos esa carga... hay muchas variables que solo podremos entender cuando compitamos. Una vez dicho esto, la gran dierencia del 2017 es que podemos probar con los coches actuales. Dispondremos de 25 días con el coche del 2017, cuando nos preparemos para el 2018, y ese es el cambio fundamental que necesitábamos. Ves que las cosas cambian, y es inevitable que veremos cosas, porque se trata de un cambio tan grande, que nos permite continuar trabajando en aquellos cambios para estar listos para el 2018.

Mencionaste menor degradación... ¿podrán los pilotos ir mucho más fuerte?
Una vez más, eso tiene mucha influencia en el coche, la afectación del coche en el neumático en cuanto a creación de energía, así que esa es la parte que realmente queremos verificar. No hay duda de que en los test pudimos ver que había menos degradación, menos sensibilidad térmica. ¿Es suficiente? ¿Es demasiada? Lo averiguaremos.

A pesar de que haréis test durante la temporada 2017, siguen habiendo solo dos sesiones de cuatro días de test de pretemporada. Podría ser un problema si llueve en Barcelona durante esas dos semanas...

(Risas) ¡O si solo hay 10 grados Celsius!. Creo que dijimos claramente que preferíamos ir a Bahréin, porque lo hicimos cuando tuvimos el nuevo tren de potencia, y fue muy beneficioso para nosotros tener una indicación clara de donde estábamos antes de que la temporada empezara. Será probablemente en la carrera de Bahréin cuando tengamos una indicación clara de donde estamos, realmente. Incluso en China se supone que habrá mucho graining, porque hay la recta tan larga que enfriará los neumáticos. Tenemos muchas ganas de que llegue la carrera de Bahréin e incluso los test de temporada en Bahréin, donde probablemente habrá una oportunidad mejor de probar algunos compuestos concretos.