Vettel se salva de la sanción, pero la FIA advierte que si sigue insultando, lo llevaran a tribunales


El piloto alemán se "pasó de la raya" en el pasado GP de México al insultar Max Verstappen y al director de carrera, Charlie Whiting, después de que este último no ejecutara ninguna acción por la salida del de Red Bull en la curva 1 durante la carrera. Tras el alboroto y las críticas, Vettel ha decidido dirigirse hacia el directivo para expresarle sus más sinceras disculpas, todo esto después de que se abriera una investigación y un procedimiento legal para sancionarlo y llevarlo al tribunal internacional.

Esta última iniciativa fue emprendida por Jean Todt, presidente de la FIA, debido a ello, el tetracampeón, también ha dirigido una carta a su persona, donde se disculpa por sus agravios en el pasado GP mexicano.

Por esta acción, las autoridades competentes decidieron frenar el litigio, pero advierten a todos los pilotos, en especial a Vettel, que el uso inadecuado del lenguaje en público, será sancionado duramente. A continuación, el comunicado oficial emitido por la federación en relación al caso:

"En el GP de México, el piloto de Ferrari Sebastian Vettel realizó comentarios por radio en un uso de lenguaje soez en dirección a otros pilotos y al director de carrera de la F1, Charlie Whiting, como se reflejó en la retransmisión en directo de la carrera. Inmediatamente después del evento, Sebastian Vettel espontánemante buscó a Charlie Whiting para expresarle su arrepentimiento por su actitud en persona. En su propia iniciativa, ha enviado una carta a Jean Todt y Charlie Whiting, donde se disculpó profundamente por sus actos. Además, él indicó que no volvería a pasar un incidente de este tipo", ha rezado el comunicado.

"En vistas de su disculpa sincera y su gran compromiso, el presidente de la FIA ha decidido que de forma excepcional, no tomará acciones disciplinarias sobre el Sr. Vettel y no llevará el caso al Tribunal Internacional de la FIA. La Federación siempre condenará el uso del lenguaje ofensivo en el deporte de motor, especialmente si va dirigido a directivos u otros pilotos, y espera que el resto de participantes de los campeonatos sean respetuosos cuando sean expuestos al público, y en especial a las jóvenes generaciones", ha añadido.

"La FIA aprovecha la oportunidad para advertir que, en caso de cualquier otro incidente similar al ocurrido en México, se tomará acción disciplinaria y será juzgado en el Tribunal Internacional de la FIA", concluye el comunicado.