McLaren en Brasil es el reflejo de la mediocridad en su GP 800, mientras que Alonso es el único capaz de brillar


Imagen publicada por la cuenta oficial de McLaren en Twitter.
McLaren-Honda tenía un gran motivo para celebrar este fin de semana, el GP de Brasil fue el número 800 del equipo anglonipón, sin embargo, y como ya lo han demostrado a lo largo de los últimos 2 años, aquella escudería tan anhelada por muchos pilotos, se ha convertido en símbolo de mediocridad y fracaso, siendo sus pilotos, los únicos que lavan su imagen cada vez que pueden (o que el coche se lo permite).

El equipo inglés volvió a hacer de las suyas, esta vez, han vuelto a llevar a cabo una terrible presentación, en la que la falta de tracción y estabilidad en condiciones de pista mojada, son claras y evidentes en el MP4-31; Fernando Alonso, luchando con un coche indósil, pudo culminar décimo después de haberse salido de pista y caído a la 17° posición, por otro lado, Jenson Button no encontró el "truco" para hacer funcionar correctamente a su monoplaza, reportando problemas de agarre al equipo a lo largo de toda la carrera, y consecuentemente, entrando múltiples veces a pits para cambiar los neumáticos, el campeón del 2009 fue 16°.

Es bien sabido que uno de los problemas que aporta el motor Honda, es el de la tracción ya que, el motor japonés entrega muy violentamente la potencia a las ruedas traseras, lo que genera inestabilidad al acelerar y mayor degradación de los neumáticos (de ahí que en los trazados con un asfalto mas fino o "nuevo", les vaya mejor), estos problemas, en condiciones de pista mojada, ocasionan el mal rendimiento que vimos en el circuito José Carlos Pace, en Brasil, pero no son los únicos que tiene el equipo inglés, ya que el poco grip aerodinámico que genera el chasis del MP4-31, magnifica las otras carencias, haciendo que McLaren sea un conjunto con motor y chasis deplorables. Sin lugar a dudas, los de Woking no han sido capaces de desarrollar una máquina a la altura de sus 2 grandes pilotos.

A continuación, las declaraciones de Alonso, Button y Boullier tras el GP de Brasil 2016.

Fernando Alonso (10º):

"Creo que el objetivo era terminar algo mejor hoy. Empecé décimo y he terminado décimo, y ha habido varios abandonos delante de mí, así que sin duda no hemos aprovechado las oportunidades que han aparecido. Las condiciones han sido totalmente complicadas; a veces, la pista estaba justo para mantener el coche en ella. Ha habido poca visibilidad y el drenaje del circuito no ha sido ideal. He tenido algo de aquaplanning y eso me ha complicado llevar el coche más arriba. Al final hemos sumado un punto".

Por último, el piloto español comentó el polémico adelantamiento que le realizó Sebastian Vettel en carrera, al borde de la legalidad en su opinión: "Si no han hecho nada ya (por echarme de pista al adelantarme) no creo que lo hagan, pero la verdad es que me ha echado fuera y ahí te tienes que ir por la escapatoria y no pasa nada, pero otra cosa sería si hubiera un muro, en esas condiciones solo quedan dos opciones o irte contra el muro o irte contra él, pero bueno, si hay un muro pues la próxima me tendré que ir contra él y en estos momentos perdería más él que yo parece. Al final nunca sabes, sobre todo en lluvia no tenemos la visibilidad adecuada como en otras ocasiones, yo he llevado los espejos empañados, no podemos ver nada detrás, pero bueno no pasa nada. Va a haber un día que me tenga que ir contra él".

Jenson Button (16º):

"Después de la carrera de hoy, hemos de volver a la fábrica y averiguar que ha ido mal con el coche. Durante los entrenamientos del viernes todo fue bien; estuve cómodo con el coche y en las curvas de alta velocidad el coche iba bien en la zona trasera. Ayer sábado no fue bien, y hoy todavía ha ido peor debido a las condiciones. En cuanto a las resalidas, ha habido condiciones muy malas para poder juzgar si era o no la opción adecuada, pero nadie ha resultado herido, y eso es lo más importante. Terminar último no es usual para mí en condiciones como estas, así que hay algo mal. No creo que haya olvidado cómo pilotar en mojado".

Eric Boullier, director de carrera del equipo McLaren:

"Para McLaren-Honda ha sido una carrera para olvidar. Para la F1 como deporte es una carrera en la que podemos aprender para mejorar el espectáculo en las carreras que se disputen en mojado en el futuro. Por desgracia, ninguno de los pilotos ha podido aprovechar la situación. Fernando ha pilotado de forma valiente y ha rodado en la zona de puntos durante casi toda la carrera, pero luego un trompo en la vuelta 56 le dejó atrás en parrilla. En 15 vueltas ha adelantado a siete coches para terminar décimo, y eso ha sido brillante. Jenson ha sido incapaz de superar los problemas surgidos ayer y ha tenido problemas para encontrar agarre trasero en condiciones difíciles".