Manor es superado por Sauber en el mundial de pilotos tras una carrera complicada en Brasil


La pesadilla del equipo Manor se hizo realidad, su rival más cercano, el equipo Sauber, ha anotado 2 puntos y ahora ocupa la décima plaza en el mundial de constructores, de este modo, el conjunto británico vuelve al último lugar. Entre ambos pilotos, Esteban Ocon fue el que más adelante finalizó la carrera, sin embargo, su actuación no fue suficiente para puntuar. Gracias a este resultado, el equipo Manor se muestra frustrado y decepcionado.

Esteban Ocon (12º):

"Estoy muy decepcionado y triste por todos nosotros. Ha sido una carrera muy difícil y, aunque tenía mi opinión sobre si la carrera debería haber continuado, eso ya no importa. Si deciden que la pista está bien para pilotar, hemos de hacer el mejor trabajo posible. Ha habido algunos momentos peligrosos y he tenido suerte de reaccionar y evitar el incidente de Kimi. He estado empujando todo lo que he podido; en el tercer 'stint', después de la segunda bandera roja, quedó claro que tenía que dar caza a Felipe, porque las opciones de que perdiera posición estaban cayendo. Hice lo que pude pero los coches de detrás se acercaban y, al final, me pasaron".

Pascal Wehrlein (15º):

"Las condiciones han sido horribles durante toda la carrera. Incluso cuando la lluvia frenó, la pista estaba llena de agua. Ha sido un riesgo para todos al cambiar el neumático de lluvia extrema por el intermedio. Tuve aquaplaning y podría haber arriesgado, sí, pero si hubiera acabado en el muro no habría ganado nada. Además, la visibilidad era bastante mala. Ahora hemos de seguir trabajando duro y empujando. Hemos demostrado que todo puede pasar, aunque no esperamos lluvia en Abu Dabi. La competición puede ser impredecible, así que seguiremos luchando".