Toro Rosso sufre en las implacables rectas del autódromo Hermanos Rodríguez


Con un motor de especificación "antigua", y por lo tanto, con el menos potente de la parrilla, así como con un presupuesto muy inferior al de rivales como McLaren, Williams o los equipos de la punta; el conjunto con sede en Faenza, Toro Rosso, en varias oportunidades se ha hecho un hueco en el top 10, la última vez fue en el pasado GP de Estados Unidos, en el que Carlos Sainz finalizó en la sexta posición. Pero en México, en un trazado que demanda mucha potencia -carencia mayor de esta formación-, el conjunto italo austríaco no pudo hacer el milagro, y tras clasificarse décimo con el piloto español, no pudieron ser mejores que décimo sexto en la carrera; mientras que, por parte del ruso, Daniil Kvyat, les fue imposible pasar de la décimo octava plaza.

Carlos Sainz (16º):

"No ha sido nuestro día: ¡qué complicado! Durante las vueltas antes de empezar ya sentí que algo iba mal en la caja de cambios mientras bajaba de marcha, y los frenos seguían sobrecalentándose desde la primera vuelta. No hemos tenido el ritmo hoy y estos problemas no han ayudado. Y si a esto le añades los cinco segundos de sanción por el incidente con Fernando en la primera vuelta...Ha sido una carrera complicada desde el comienzo y eso nos impidió terminar en los puntos. Es una pena porque tuvimos muy buen ritmo el sábado, pero esto es competición".

Daniil Kvyat (18º):

"Estoy bastante contento con mi carrera, aunque haya terminado 18º. He disfrutado cada batalla, he adelantado un par de veces y me he divertido. Si soy sincero, diría que nuestro ritmo ha sido demasiado lento para luchar por mejores puestos, por desgracia. Respecto a la sanción de cinco posiciones que me han dado he de decir que no hay consistencia con esto. No estoy de acuerdo con la mía, a pesar de que revisaré la carrera y quizás cambie mi opinión".