Kvyat cree que aún puede dar mucho más en la F1


Daniil Kvyat sufrió un importante revés a principio de temporada, cuando Red Bull decidió subir a Max Verstappen al equipo senior y hacer regresar al piloto ruso a Toro Rosso. Tras unas carreras difíciles en el equipo junior el ruso empieza a demostrar su verdadero talento. GPUpdate.net se ha sentado para hablar con él.

El inicio de la temporada 2016 de Kvyat no fue para nada ideal, porqué no pudo iniciar la carrera en Australia, antes de quedar eliminado de la Q2 en Bahréin, quedando a más de un segundo de su compañero de equipo Daniel Ricciardo.

En China, pareció que las cosas volvían a su sitio, tras pasar del sexto puesto al podio, después de una maniobra controvertida sobre Sebastian Vettel en la curva 1, aunque pocos segundos por delante de Ricciardo, quien sufrió un pinchazo.

La carrera de Kvyat en casa proporcionó a Red Bull la oportunidad que había estado esperando, pero surgieron las dudas de su ritmo comparado con el de Ricciardo, y hubo otro incidente con Vettel en el que el alemán quedó fuera en la primera vuelta.

Entre Rusia y España, Verstappen ocupó el asienteo de Kvyat en Red Bull.


"Fueron unos días muy raros," explicó Kvyat a GPUpdate.net, quien había confesado que se le informó de la decisión de Red Bull mientras veía un episodio de Juego de Tronos.

"No me apetece recordar esos días, para serte sincero, así que podría ser una decepción que mi respuesta no sea demasiado larga, pero es agua pasada, y me encanta que sea agua pasada."

Kvyat, quien reapareció en un mal día de Gran Premio de Alemania que prolongaba la mala racha, remarca lo importante que es la fortaleza mental en la Fórmula 1.

"Es un deporte muy psicológico, diría que uno de los que más de todo el mundo," añade.

"Es un deporte de equipo pero al mismo tiempo un deporte individual, porque tienes que encontrar un buen camino y ser una persona multitarea para tener éxito en la Fórmula 1.

"Tienes que conocer muchísimas cosas y saber como hacerlas bien.

"Desde que participé en la Fórmula BMW (Europa y Pacífico en 2010) sé lo mental que es el deporte y a veces lo aprendes a las malas."


Las dificultades como nuevo compañero de equipo de Carlos Sainz empezaron cuando quedó eliminado en la Q1 en las cuatro primeras ocasiones y solo logró dos puntos por los 26 del piloto español, hasta el Gran Premio de Singapur.

Pero en el Marina Bay, Kvyat finalmente volvió a sentir el feeling con su monoplaza al pasar a la Q3 junto a Sainz y cruzar la línea de meta en novena posición, tras una lucha rueda con rueda con Verstappen.

"Algunas veces puede darse una buena carrera," dijo.

"Hay que tener un buen feeling con el coche, cuando tienes confianza y sabes que el coche está obedeciendo a la perfección lo que le pides, entonces todo es más fácil.

"Me sentí en comunión con el coche, y es una sensación increíble, es muy importante y es muy bonita. Empiezas a disfrutar tu mismo cuando tienes esas sensaciones."

Kvyat, teniendo en cuenta los reveses que ha sufrido en las dos últimas temporadas en la Fórmula 1, cree que ahora es una persona más completa y un piloto con más experiencia.

"Si supero estas cosas creo que me hace extremadamente fuerte," explica.


"El año pasado no fue muy fácil, porque Red Bull estaba pasando una crisis.

"Las espectativas sobre mi eran muy altas, porque no estaba sustityendo a cualquiera, sino a un cuatro veces Campeón del Mundo [Sebastian Vettel] – perdieron de lejos al mejor piloto número de uno.

"Tuve que volver a crecer. Tuve que dar un paso enorme. Necesité varias carreras, y entonces estaban contentos. De todos modos siguió sin ser fácil, pero estoy contento de que mi carrera vaya así."

También pensaba que lo que pasó era inevitable, tras su vertiginoso ascenso a la Fórmula 1 y a Red Bull.

"Cuando tienes 19 años, eres joven, la suerte te sonríe muchas veces, y todo lo que te pasa te va bien," dice Kvyat, de 22 años.

"Pero cuando alcanzas un punto de tu carrera en el que tienes que ir contra las circunstancias, en el que tienes que luchar y nadar contra corriente, ahí es donde realmente te descubres a ti mismo.

"En ese momento fue una sensación increíble, por supuesto, tienes que tener talento, pero hubo una gran sensación. Pienso que ahora me dirijo a donde tengo que salir de un gran oceano."

A pesar de las subidas y bajadas, Kvyat dice que sigue siendo fiel a Red Bull para 2017, ya que Marko sopesará si mantenerle o subir al piloto de GP2 Pierre Gasly.

"Siempre hablamos, a puerta cerrada," aclara.

"Hay opciones, pero tengo fidelidad a Red Bull, y primero hablaremos en Red Bull, nos sentaremos, y luego depende de como vaya la conversación, veremos.

"Siento que tengo mucho que dar a la Fórmula 1. Creo que puedo ser uno de los mejores."