Hamilton se siente satisfecho por minimizar los daños en la tortuosa noche de Singapur


Lewis Hamilton se mostró aliviado por poder subir al podio en Singapur aunque perdió el liderato de la clasificación en favor de su compañero de equipo en Mercedes Nico Rosberg.

Hamilton sufrió a lo largo de todo el fin de semana en el Marina Bay y a mitad de carrera perdió el tercer puesto tras un error en la curva 7 y fue adelantado por el Ferrari de Kimi Räikkönen.

Mercedes reaccionó y decidió que Hamilton entrara a por un juego nuevo de neumáticos y la decisión de Ferrari de imitar la estrategia una vuelta después sirvió para que los de Brackley recuperaran la tercera posición haciendo bueno el undercut.

Hamilton mantuvo el tercer puesto hasta el final aunque perdió el liderato del campeonato en favor de Rosberg, quien se defendió de la presión ejercida por el Red Bull de Daniel Ricciardo.

"Este fin de semana ha sido un poco complicado para mi," dijo.

"Estoy muy contento de haber podido mantener el podio y conseguir algunos puntos para el equipo.

"Tenía problemas con mis frenos porque se sobrecalentaban así que tuve que reducir y ver como los otros chicos se distanciaban. Estuvimos probando diferentes maneras de tenerlos bajo control.

"Al final, cuando hice mi segunda o tercera parada los frenos estaban bajo control."

Hamilton insiste que sigue contento con su posición en la clasificación, a ocho puntos de Rosberg, tras haber estado en una fase de la temporada a 43 puntos.

"Es muy distinto a cuando estuve aquí el año pasado," añadió Hamilton, quien logró el título del 2015 con tres rondas pendientes de disputarse.

"Después de todo, con todo lo que ha pasado este año, sigo en la lucha aunque queda mucho por venir.

"Voy a darlo todo."