Alonso recibe una penalización de 30 puestos en la parrilla por cambiar motor


Fernando Alonso probará un motor mejorado en los libres del Gran Premio de Malasia, tras los esfuerzos de Honda para aprovechar los tokens restantes, una decisión que resultará en 30 puestos de penalización.

Alonso, quien ha sufrido multitud de fallos mecánicos en lo que llevamos de temporada, dispondrá de mejoras en la ICE, el Turbo, la MGU-H, la batería y la centralita.

Probablemente esto provocará que empiece la carrera en Sepang desde la parte trasera de la parrilla después de que se apliquen las correspondientes penalizaciones.

Honda también tiene previsto probar otras mejoras en el coche de Alonso durante la primera sesión de libres del viernes, así que la nueva unidad dispondrá de un bloque motor más ligero y de un escape rediseñado, con tal de mejorar la eficiencia.

Alonso no correrá la carrera con las piezas nuevas, sino que volverán a instalar la ICE que usaron en el Gran Premio de Bélgica, aunque las penalizaciones podrían aumentar, porque Honda se está planteando disponer de otras partes nuevas en los libres 2.

Todo este plan tiene un objetivo más allá de Malasia y es que Alonso disponga del motor nuevo sin penalizaciones en Japón, la carrera en casa para Honda, mientras que su compañero de equipo Jenson Button tendría planeado disponer de otras partes nuevas de cara a la siguiente ronda que se disputa en los Estados Unidos.

"No quieren tener penalizaciones en Suzuka, lo cual es totalmente comprensible, es nuestra carrera en casa, o la segunda," dijo Button.

"[En Sepang] yo personalmente no tendré penalizaciones, será un fin de semana normal para mi."

Honda ha usado dos tokens para las mejoras, lo que significa que le queda uno por usar esta temporada.