Entrevista con Paul Hembery sobre los neumáticos del 2017


Pirelli estaba en el centro del mayor cambio en las normas de 2016, poniendo tres compuestos a disposición de los pilotos en cada carrera para intentar hacer la competición más emocionante. En 2017, volverá a ser la clave con el regreso de los neumáticos más anchos.

Pirelli introdujo esta temporada el neumático Ultra Blando, junto con los compuestos de seco ya conocidos Súper Blando, Blando, Medio y Duro. En lo que llevamos de temporada,¿han aportado lo que esperábais?
En algunos aspectos ha funcionado demasiado bien, como en Mónaco y Canadá. Lo estamos haciendo trabajar fuera de la ventana habitual de trabajo, lo cual no es lo que hubiéramos decidido para los Ultra Blandos, tendría que haber sido, en esencia, un neumático de clasificación que abre un nuevo abanico de opciones para la carrera.

¿Os sorprendió que el compuesto durara tanto en carreras como la de Mónaco?
En Mónaco quizás no. Mónaco tiene una superficie muy, muy poco agresiva y tiene niveles de degradación muy bajos, así que no fue una sorpresa realmente. Pero Canadá, creo, fue un poco más sorprendente.

¿La diferencia entre el Ultra Blando y el Súper Blando es más pequeña de lo que habíais anticipado?

Es de entre ocho décimas a un segundo, que es lo que esperábamos. Teniendo en cuenta que no pudimos probar el neumático en un circuito urbano es lógico que haya algo de incertidumbre cuando te metes en la carrera.

¿Es posible que, en un futuro, suministréis un neumático todavía más blando?
Sí, es posible. Depende de lo que quieras conseguir. Siempre es un compromiso. Algunas veces te acaba interesando más si uno de los productos, digamos, está fuera de su area normal de trabajo.

En la primera parte de la temporada hemos podido ver algunos Grandes Premios muy emocionantes con variedad de estrategias con los neumáticos. ¿Es esto lo que queríais conseguir cuando se creó el nuevo reglamento?
Es algo que discutimos. Fueron los equipos los que pidieron empezar. Entonces estábamos en conversaciones con la FIA para intentar encontrar algo que fuera práctico y con lo que trabajar. Pienso, a grandes rasgos, que los equipos lo han recibido positivamente y también los aficionados.

¿Existe la opción de llevar todavía más compuestos de seco para cada carrera?
No lo sé, eso lo complicaría todo demasiado. La Fórmula 1 tiene que centrarse en los coches y los pilotos. El deporte tiene suficientes neumáticos, no hace falta que llevemos ninguno más.

Al principio, hubo cierta confusión acerca de las normas. ¿Crees que han funcionado bien?

Creo que si te fijas en cualquier norma de la Fórmula 1, te llevas la misma impresión, que es muy compleja. Pero a la práctica es un poco distinto, en el sentido de que cuando se empiezan a usar el público en general solo se fija en tres colores de neumáticos, y no les importa demasiado cuantos tienen de uno o de otro. Nosotros lo hacemos porque estamos aquí, pero creo que alguien que mira la pantalla de televisión, pensaría, 'Esa es la más rápida, esa es la más lenta', se simplifica en eso.

¿Fue difícil decidir qué compuesto se debe llevar a cada circuito?
Tenemos cinco, y creo que cada equipo sabe dos de los compuestos que llevaremos a cada circuito, así que solo se trata de ir hacia el lado más duro o más blando. No es tan difícil.

¿Así que quizás la selección menos clara fue la de Baku, novedad en el calendario?
Bueno, es un circuito nuevo, así que hay alguna duda, pero la mayoría de circuitos nuevos tienen superficies muy poco abrasivas, y eso es lo que vimos, niveles muy bajos de degradación.

¿Cómo van los preparativos para 2017 con los neumáticos más anchos?
Diría que de momento, muy bien. Internamente se está haciendo mucho trabajo, usando el tamaño de neumáticos actual, para investigar en tecnología. En agosto, septiembre y octubre estaremos trabajando en los neumáticos anchos.

En Mónaco vimos un poco de la nueva medida de los neumáticos. ¿Fue un momento especial para vosotros?

Sí, no estuve en la presentación, pero tengo uno en mi oficina, ¡así que lo veo cada día! Pero será cuando lleguemos al trazado el año que viene, ese será el momento de verdad.

La mayor parte de las reacciones de los aficionados fueron positivas...
Sí, porqué parece más exagerado, ya sabes. En este momento los neumáticos parecen muy pequeños en el coche, y luego, '¡Vaya, mira eso!', y cuando vean los tiempos por vuelta del año que viene, también dirán, 'Vaya'.

En general, ¿es muy complicado crear un neumático nuevo?
Es muy complicado en el sentido que tienes que rediseñar a nivel de ingeniería sobre un coche que todavía no existe. Mucha parte del trabajo por supuesto se desarrolla virtualmente, en los simuladores y tests indoor. Pero al final, ¿cómo serán estos coches? Hay mucha discrepancia de información por parte de los equipos que nosotros no sabemos como se comportará el coche. No podremos saberlo hasta que empiecen los test de invierno del año que viene.

gpupdate.net